En Las siete entidades federativas que registraron el mayor incremento de su deuda del 2008 a la fecha también se observó la implementación de importantes ajustes fiscales para balancear su situación financiera, según informó Fitch Ratings.

Dichas medidas incluyen mayor fiscalización, incremento de impuestos y tasas de deuda de corto y largo plazo, así como pasivos no bancarios, detalló.

Entrevistado por El Economista, tras difundir su reporte: Tendencias y perspectivas en las calificaciones de entidades subnacionales en México , el director de Finanzas Públicas de la calificadora, Humberto Panti, detalló que Coahuila, Veracruz, Nuevo León, Jalisco, Chihuahua, Quintana Roo y Michoacán fueron los estados que reportaron mayores avances en términos absolutos durante el periodo. En conjunto, explican 63% del incremento.

Recordó que varios de éstos realizaron esfuerzos para mejorar su perfil financiero, entre ellos Coahuila y Veracruz.

A PASO VELOZ

En los últimos cuatro años (del 2008 a la fecha), la deuda subnacional aumentó 71% en términos reales, proporción que contrasta con el incremento de 58% que registró del 2000 al 2008, alertó Humberto Panti.

Y es que -explicó- los gobiernos estatales encontraron en el crédito bancario y de mercado una alternativa para compensar el menor flujo de recursos enviados desde la Federación por la crisis económica.

Fitch Ratings califica a 31 gobiernos subnacionales, incluido el DF, y 71 municipios.

Al tercer trimestre del año, sólo detectó cuatro casos de incumplimiento con la falta de pago oportuno en esquemas de cadenas productivas, todos relacionados con municipios. Tales acciones motivaron una modificación de calificación a D .

Se trata de Zamora, Michoacán, que el 9 de febrero cayó en default; Santa Catarina, en Nuevo León, que pasó por incumplimiento el 28 de febrero. En ambos casos liquidaron sus adeudos y su calificación fue revisada y reubicada en categoría BB , cuyo significado es especulativo.

También estuvieron los ayuntamientos de Cuernavaca, Morelos, y Guadalupe, Nuevo León, que aún se encuentran en proceso de liquidación de los créditos que presentaron incumplimiento.

ESTADO FINANCIERO

A septiembre, la distribución que mantiene Fitch en el sector de finanzas públicas está de la siguiente forma: El 51% tiene finanzas púbicas en calificaciones AA y A , cuyo significado es muy alta calidad crediticia o alta calidad crediticia, respectivamente.

El especialista agregó que 19 de las 46 entidades calificadas con BBB+ podrían fortalecer su perfil crediticio en un lapso corto y advirtió que al menos 67% de las entidades tienen espacio financiero para acceder a algún tipo de endeudamiento de largo plazo.

DEUDA ACOTA COMPETITIVIDAD

Entrevistada por separado, la investigadora del Instituto para el Desarrollo del Tecnológico de Monterrey, Elvira Naranjo, comentó que el manejo de las finanzas públicas es un determinante de la competitividad de las entidades federativas.

El nivel de deuda suele limitar las decisiones de inversión productiva de los gobiernos subnacionales en detrimento de sus ventajas competitivas, aclaró.

Si se compromete el uso de los recursos públicos para pagar las deudas, se comprometen los ingresos futuros y se limita el uso de los recursos para detonar inversiones de alto impacto en la productividad , refirió.

ymorales@eleconomista.com.mx