Berlín.- La canciller alemana, Angela Merkel, considera que lo más importante que sucedió en Bruselas es que se exigió a España y Portugal graves recortes en el gasto público.

"Lo especialmente importante ayer fue que Portugal y España se comprometieron a recortar sus gastos públicos. Ese es el mensaje más importante para los mercados y queda encargada la Comisión Europea de seguir ese cumplimiento, para que hasta junio sean observados y vigilados", expresó la canciller en una rueda de prensa.

Con estas palabras explicaba Merkel que la UE pretende "atacar las causas de la crisis del euro" y la gravedad de sus expresiones da una idea del serio regaño que España y Portugal se llevaron el domingo en Bruselas, publicó El Mundo en su página web.

"Se ha exigido a estos países que corrijan el curso de su gasto público. Estamos apoyando nuestra moneda con medidas excepcionales, en una situación excepcional", añadió la canciller, quien dijo que se llevarán a cabo reformas que eviten en el futuro errores excepcionales como los que atribuye a España y Portugal.

"El nuevo paquete de ayudas es necesario para garantizar el futuro del euro y nuestra seguridad monetaria", explicó Merkel, para quien las posibilidades de supervivencia del euro pasan necesariamente por la consolidación de los presupuestos de los países miembros.

"Todo el que quiera atacar el euro sabe que desde anoche estamos todos detrás de la moneda para apoyarla", añadió.

apr/ Con información de El Mundo.com