La disminución de la calificación de Moody’s a 28 bancos españoles afectó la prima de riesgo de España, aumentando 20 puntos básicos hasta los 537 puntos a 10 años, pese a la buena aceptación de los bonos por parte del mercado.

Después de que el gobierno Español solicitara formalmente la ayuda a la eurozona para sanear su sector bancario, Moody’s cuestionó la calidad crediticia de 21 entidades de crédito, entre bancos y cajas de ahorro, entre ellos el recién intervenido por el gobierno Bankia.

De acuerdo con analistas de JP Morgan, cuando se filtró la intención de la calificadora de recortar la nota de los bancos, el Ibex había perdido todo lo ganado la semana pasada para replegarse hacia los 6,700 puntos.

La calificadora indicó que los problemas de solvencia del gobierno español no sólo afectarán su capacidad para ayudar a las entidades financieras con problemas, sino que repercutirá en el perfil crediticio de esas entidades.

El Banco Santander, pese a disminuir su nota en dos escalones hasta Baa2 , aún se encuentra por encima de la calificación de la deuda soberana española, en Baa3 .

En la nota dirigida a los inversionistas europeos de JP Morgan, precisaron que se mantienen cautos acerca de este sector y aclararon que Santander es la firma más recomendada.

Por su parte, el banco BBVA vio disminuida su calificación tres niveles, quedando en Baa3 , el mismo nivel que dio Moody’s a la deuda de España. El Ibex, que es el selectivo español, cayó 1.44% en la jornada de ayer para ubicarse en los 6,528 puntos.

Eduardo Ávila, economista de Banco Monex, consideró: La incertidumbre y la presión seguirá hasta que se den los resultados de la reunión de ministros esta semana, aunado a la información con respecto a las dificultades financieras de los bancos . Sin embargo, la demanda de los bonos españoles fue de 2.7, donde logró colocar 3,077 millones de euros a tres y seis meses, los cuales tenían vencimientos por 3,000 millones de euros.