España no dispondrá de los 100,000 millones puestos a disposición por el fondo de rescate para recapitalizar la banca. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado en una entrevista que España al diario International Herald Tribune que España solo tendrá que usar 60,000 millones.

El ministro ha vuelto a insistir, además, en el compromiso de España con los ajustes presupuestarios, al tiempo que ha recordado que una intervención del BCE en el mercado supondría importantes ahorros para las cuentas públicas. De hecho, ha asegurado que España no relajará su política de ajustes aunque el BCE alivie la presión sobre la prima de riesgo.

"La acción del BCE va a estabilizar los mercados y va a ser una ayuda importante", explicó. "El Gobierno acepta que la intervención del BCE en el mercado secuntario no debe relajar los esfuerzos de consolidación, y vamos a dar garantías al BCE de que vamos a cumplir nuestros compromisos".

Respecto a la situación de la banca, Guindos aseguró que las necesidades defintivas de capital, que se conocerán a mediados de mes "no diferirán mucho" de los 62,000 millones apuntados por la consultora Oliver Wyman antes del verano. Y, preguntado sobre la posibilidad de que estas estimaciones no sean compartidas por las entidades afectadas, Guindos dejó claro que la decisión está en manos de la consultora "sin ninguna duda".

Sobre la posibilidad de que alguna entidad financiera termine siendo liquidada, posibilidad que contempla el decreto sobre el sector financiero que aprobará esta semana el Gobierno, Guindos respondió que "la palabra liquidación significa cerrar la tienda, pero ese no es el caso".

Por otra parte, Guindos volvió a insistir en que buena parte de la prima de riesgo española no se corresponde con las dudas que puedan ofrecer las cuentas españolas, sino con los riesgos de ruptura del euro. Según sus cálculos, reducir en dos puntos porcentuales la prima de riesgo ahorraría a España 12,000 millones de euros.

Sobre las situación macroeconómica, Guindos señaló que los ingresos por el impuesto sobre la renta "van en línea con nuestras proyecciones", y se mostró optimista sobre el mercado inmobiliario. "En el caso de los precios inmobilarios, creo que la caída ha terminado el algunos segmentos del mercado. En algunas zonas metropolitanas empezamos a ver escasez de oferta."

En alianza informativa con CincoDías.com

RDS