La ministra de Hacienda de España, María Jesús Montero, planteó que su país se apoya en un frente común de la Unión Europea (UE) ante a las amenazas de represalias de Estados Unidos (EU) respecto a la tasa Google, que el gobierno aprobó el martes y remitió a las cortes.

Así lo dijo a los medios a la entrada a su comparecencia en el Congreso para dar cuenta de la senda de déficit.

Cuestionada por si teme las represalias de EU, señaló que Estados Unidos conoce la tasa, de la que se le ha informado, y planteó que los países europeos defienden que hay que gravar nuevas formas de la economía que no tributan. Precisamente la UE y EU se enfrentaron en la OMC por la tasa Google.

Montero también recordó que el gobierno ya ha tenido un gesto y ha aplazado la liquidación trimestral prevista de la tasa a finales de año con la intención de que se apruebe lo antes posible la tasa a las multinacionales que impulsa la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En este ámbito, el embajador de EU en España, Duke Buchan, amigo personal de Trump, ha mantenido diversos encuentros con miembros del gobierno en contra de la Tasa Google.

El portavoz de la Embajada señaló que EU rechaza impuestos unilaterales sobre los servicios digitales y que esta posición es la misma para todos los países que están poniendo en marcha el impuesto sobre los gigantes tecnológicos.

Matizó que la administración del presidente Donald Trump no se opone a que estos emporios paguen más impuestos, pero sí a que se extienda una fiscalidad a la carta.  “Seguimos comprometidos con el proceso en la OCDE para alcanzar un consenso sobre las nuevas reglas de fiscalidad internacional y apoyamos los esfuerzos para alcanzar una solución multilateral”.