Anticipan banqueros del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) que España mantendrá al mercado europeo bajo tensión hasta fines de octubre próximo.

España continuará como un factor de incertidumbre que podría deprimir al mercado y motivar más correcciones negativas sobre la crisis de deuda soberana que embarga a la euro zona , observaron.

Hasta entonces, tiene vencimientos de deuda por 15,000 millones de euros, precisaron. Mientras España no necesite salir al mercado no tendrá ninguna presión para acogerse a algún tipo de programa financiero condicionado y menos a la supervisión de la Troika , precisaron.

Al interior del reporte mensual Capital Monitoring Report , economistas del instituto anticiparon que los próximos dos meses, España continuará reticente a permitir algún tipo de intervención lo que podría seguir presionando a los mercados.

ARRASTRADOS

En uno de sus artículos monográficos, el subdirector del IIF, Hung Q. Tran, enfatizó que la prolongada crisis de deuda de la euro zona ha venido a profundizar los signos de desaceleración económica en la región. El problema, anticipó, es que al prolongarse la crisis local, se exacerba su impacto mundial.

El crecimiento se ha desacelerado afectando a sus socios comerciales, incluso los emergentes como China, lo que a su vez suaviza la productividad de las economías que en los últimos cuatro años han sostenido a la economía global .

EU DESACELERA

Observaron que la esperanza de que Estados Unidos reacelere su actividad económica es cada vez más lejana. En particular, la generación de empleos se mantiene anémica , lo que limita las órdenes de bienes durables y la confianza del consumidor, detallaron.

La incertidumbre por el precipicio fiscal que llevaría al PIB de Estados Unidos a un nublado panorama económico para el año próximo son factores determinantes para ensombrecer la perspectiva económica mundial.

Bajo estas circunstancias han crecido las expectativas de que la Reserva Federal implementará un QE3 para agregar más liquidez al mercado, siguiendo las decisiones que ya tomaron el Banco de Inglaterra y el de Japón al aumentar el volumen de sus programas de tenencia de deuda.

El IIF es el mayor grupo de asociación de banqueros globales, directivos de fondos de inversión y de aseguradoras.