La ministra española de Economía, Elena Salgado, afirmó este lunes que "Italia y España en estos momentos" son los "dos países que más están sufriendo esta tensión" de los mercados por la situación en Grecia.

"Es verdad que la prima de riesgo (diferencial entre el rendimiento a 10 años de las obligaciones españolas y las alemanas, ndlr) está subiendo, está sometida a muchísima tensión", aunque también lo están "el conjunto de los países del euro", dijo Salgado en una entrevista con la televisión pública española.

Este diferencial alcanzaba en la mañana de este lunes los 281.4 puntos básicos, muy cerca del máximo alcanzado el 30 de noviembre último, cuando los mercados parecían volver a poner en duda la solvencia de Portugal y España.

Aunque el conjunto de los países del euro están sufriendo las presiones, " Italia y España son en estos momentos los dos países que más están sufriendo está tensión", añadió la ministra.

Este contexto de preocupación podría llevar la prima de riesgo a alcanzar "puntualmente" el límite simbólico de los 300 puntos, admitió.

Pero "España se sigue financiando muy bien, cada vez que hacemos una emisión no tenemos ningún problema en colocar esta emisión, siempre hay cuatro veces más peticiones para prestarnos dinero que el dinero que solicitamos", admitió.

"Así que nosotros no estamos ni vamos a estar al borde de ningún rescate", insistió la ministra, que dijo que la economía española tiene "fundamentos sólidos".

"No tenemos ni los problemas de Irlanda, con su sector financiero, ni los problemas de Grecia, con el déficit que no habían manifestado, ni los problemas de Portugal, con un crecimiento lento durante muchos años y un sector exportador muy poco potente", agregó.

"Faltan cosas por hacer y es verdad que seguimos estando en el punto de mira (de los mercados, ndlr), pero mucho menos que hace unos meses", insistió.

"A los mercados tenemos que explicarles constantemente que estamos haciendo las reformas, que no vamos a dejar de hacerlas y cuáles son los resultados que vamos teniendo", dijo la ministra.

España, presionada sobre todo por el Fondo Monetario Internacional (FMI), ha llevado a cabo en los últimos meses varias reformas como la del sistema bancario, el mercado de trabajo y el sistema de pensiones.

También está aplicando una política de austeridad: tras una disminución de alrededor del 7% de su prespuesto en 2011, el gobierno anunció el viernes que el techo de gasto para el presupuesto de 2012 se reduciría de nuevo en un 3.8% respecto al año anterior.

"No hay recortes", dijo Salgado, sino más bien, "un presupuesto austero".

Estas declaraciones llegan una semana después de una advertencia del FMI, que hizo un severo retrato de la economía española, elogiando las reformas pero alertando sobre los "riesgos considerables" que la amenazan, en un momento clave de aumento de las tensiones en Europa en torno a Grecia.

RDS