Washington.- - España deberá realizar reformas "urgentes" para mejorar el funcionamiento de su mercado laboral y del sistema financiero, subrayó este lunes el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras culminar una misión en el país, un análisis que "coincide con el del gobierno" español, según Madrid.

"La política del gobierno debe concentrarse en equilibrar ordenadamente la economía", indicó la institución en un comunicado, llamando a llevar adelante "una acción urgente y decidida".

El FMI enumeró tres prioridades.

La primera es "hacer más flexible el mercado laboral para favorecer el empleo y su redistribución entre sectores", en un país en el que el desempleo superó 20% en el primer trimestre.

El Fondo desea en particular que el costo del despedido sea disminuido "al menos a los niveles medios en vigor en la Unión Europea", la abolición de la indexación de los salarios con la inflación, y una "descentralización de la fijación de los salarios".

La segunda es "una consolidación presupuestaria para sentar las finanzas públicas en una base viable". El gobierno adoptó medidas de austeridad destinadas a economizar 15,000 millones de euros en 2010 y 2011.

"El hecho de lograr estos objetivos será crítico y todo derrape debe ser vigorosamente evitado", estimó el FMI, que ve como amenazas posible a la economía española, el alza de la tasa de interés para los préstamos de Estado así como para el sector privado.

La tercera prioridad es "una consolidación del sector bancario y una reforma para fortalecer la situación y eficacia del sistema", en el cual "los riesgos siguen siendo elevados y desigualmente repartidos entre instituciones, concentrados principalmente en las cajas de ahorro".

Estos riesgos se comprobaron otra vez el sábado cuando el Banco de España tuvo que poner bajo su tutela a la caja de ahorro Cajasur, controlada hasta ahora por la Iglesia católica.

"La economía de España necesita reformas profundas y completas. Las dificultades son inmensas", explicó el FMI, mencionando entre otras cosas las "disfuncionalidades del mercado de trabajo", "un défiparte, el ministerio de Economía español con el análisis del FMI señalando que el mismo "coincide con el gobierno, que estima que la economía española han entrado en una fase de estabilización tras las severa crisis de los dos últimos años", pero la recuperación "es aún débil, y por tanto, el Ejecutivo no debe retrasar las reformas estructurales anunciadas".

El ministerio español recuerda en su comunicado que el FMI "respalda plenamente el ambicioso programa de consolidación fiscal", considerando que "refuerza significativamente y adelanta el ajuste previsto y mejora la credibilidad".

apr