La economía española mantiene la continuidad de su recuperación, y en el tercer trimestre del año podría crecer en torno al 0.8% trimestral, estimó el servicio de estudios del BBVA.

El director de BBVA Research, Jorge Sicilia, y el responsable de Análisis Macroeconómico, Rafael Doménech, presentaron el Observatorio Económico de España, en el que destacaron que las previsiones de crecimiento se mantienen en 3.1% para 2016 y 2.3% en 2017.

En su informe, la entidad destacó que las perspectivas continúan positivas debido a la política monetaria expansiva, bajos precios del petróleo, un mayor impulso fiscal del previsto y la incertidumbre en mercados competidores del sector turístico español.

Como factor clave de este impulso, está la demanda doméstica privada, que se podría mantener en los siguientes trimestres, y que podría crecer anualmente 3.3% en 2016, y 2.3% en 2017.

Asimismo, explicó que para próximos trimestres (principalmente del 2017) se espera una ralentización del crecimiento, debido al impacto de una política fiscal menos favorable, el impacto que puede llegar a tener la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Además, resaltó que se incluye en ello la incertidumbre sobre la política económica que pueda implementarse durante los próximos años , toda vez que no se ha podido conformar un gobierno en plenas funciones desde diciembre pasado.

Sin embargo, recalcó que el crecimiento esperado permitirá la creación de alrededor de 800,000 puestos de trabajo estos dos años y la reducción de la tasa de desempleo hasta el entorno del 18.2% al final de 2017.