España estimó que el volumen de fondos que se podrían utilizar para recapitalizar el sector financiero sería inferior a un tercio de los 99,000 millones de euros (122,000 millones de dólares) disponibles en un fondo creado por el gobierno para ese fin.

Para acelerar la reestructuración del sistema financiero español y reforzar los balances de las entidades, el gobierno constituyó el año pasado el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dotado inicialmente con 9,000 millones de euros y ampliable hasta 99,000 millones.

"Tenemos un fondo de recapitalización que va a ser más que suficiente para todas las necesidades que vengan", dijo la ministra española de Economía, Elena Salgado, en una entrevista televisiva.

"Va a ser muy inferior a esa cifra (...) desde luego menos del tercio de esa cifra con toda seguridad", agrego al ser consultada sobre si serían necesarios los 99,000 millones de euros de que dispone el fondo estatal.

Según el banco central español, hasta ahora el FROB ha destinado unos 11,000 millones de euros para ayudar al sistema financiero, incluyendo la ayuda prevista para la intervenida Cajasur.

Los procesos de integración declarados hasta el momento reducirían el número de cajas de ahorro en torno a una veintena desde los 45 que había al inicio de la crisis.

Las entidades pueden solicitar ayudas al FROB en el caso de fusiones que aumenten el balance en al menos 25%, con el compromiso de devolverlas a cambio de un interés mínimo de 7.75 por ciento.

Salgado reiteró que, en base al calendario inicial previsto, la consolidación de las cajas de ahorro estará lista para fin de mes.

RDS