Mientras no haya más detalles sobre el monitoreo que podría otorgar la Unión Europea sobre los fondos de ayuda dirigidos a la banca española o las condiciones en las que se darán las resoluciones de los bancos o bien, las características de la reestructuración de las deudas de instituciones financieras españolas, no existen los elementos que garanticen certidumbre, coincidieron analistas de JP Morgan y Bank of America (BofA) Merrill Lynch.

Además, de confirmarse que el giro de ayudas para España será de 100,000 millones de euros, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) se quedaría con 250,000 millones de euros para eventuales rescates futuros, previó el economista para Europa de BofA, Rubén Segura–Cayuela. Dicha cantidad resultaría insuficiente para apuntalar las necesidades de fondeo que solamente tiene el soberano español de aquí al 2014, observó.

Estimaciones del banco arrojan que se requieren 285,000 millones de euros garantizados de liquidez para el gobierno español para los próximos dos años.

Las condiciones del mercado de bonos español serán el termómetro del mensaje que han recibido los inversionistas acerca del anuncio de la petición de ayuda de España, aclararon aparte analistas de JP Morgan a sus clientes en Europa.

Nuestra estimación, hasta ahora, es que no ha servido para mejorar las condiciones en el mercado español de bonos , observaron.

MERCADO SUBRAYA AVERSIÓN

La prima de riesgo marcó 529.9 puntos base al cierre de operaciones en Europa, ayer (martes), y llegó a superar los 540 puntos, que es el mayor nivel registrado desde enero de 1993.

El bono español, además, se situó en 6.72%, lo que es también la mayor rentabilidad desde que existe el euro y la más elevada desde mayo de 1997.

Según información del portal especializado invertia.com, también los CDS a 10 años para España repuntaron a su máximo histórico con 608 puntos básicos.