Madrid.- La economía española registró un crecimiento negativo en el último trimestre de 2011, con una caída de su PIB de 0.3% con respecto al trimestre precedente, y un leve crecimiento de 0.7% en todo el año 2011, según cifras oficiales provisionales publicadas el lunes.

Es la primera vez desde el cuarto trimestre de 2009 que la economía española registra una baja, en momentos que el Banco de España prevé una nueva vuelta a la recesión para 2012.

Este resultado confirma un balance sombrío para la economía española en 2011, también marcado por un índice de desempleo récord de 22.85% a fines de diciembre.

En el último trimestre, la actividad económica sufrió "de una contribución más negativa de la demanda nacional, compensada en parte por el aporte positivo del sector exterior que aumentó con respecto al trimestre precedente", destacó el Instituto Nacional de la Estadística (INE) en un comunicado.

Las cifras definitivas serán publicadas el 16 de febrero.

España, que fue privada a partir de 2008 de su motor económico, la construcción, en el momento mismo en que estallaba la crisis internacional, oscila desde entonces entre recesión y crecimiento nulo, en tanto el número de desocupados aumenta regularmente.

Después de una baja del PIB de 3.7% en 2009, la economía española había registrado un retroceso de 0.1% en 2010.

La situación podría ser aún más crítica en 2012. El banco central prevé una baja de la actividad de 1.5% y un índice de desempleo de 23.4%, esperando sólo un "leve repunte" para 2013 con un crecimiento de 0.2% y un índice de desempleo con un baja mínima a 23.3 por ciento.

En este contexto y según numerosos economistas, el objetivo oficial de llevar el déficit a 4.4% del PIB a fines de 2012 parece casi imposible después que el país superó en dos puntos la meta de 6% que se había fijado para 2011.

RDS