El gobierno español admitió hoy su intención de solicitar financiamiento extranjero para capitalizar los bancos, en el marco de la actual crisis económica del país y de la zona euro.

En rueda de prensa en el Ministerio de Economía, el titular de la cartera, Luis de Guindos, aseguró que no se trata de un rescate sino de un préstamo.

De Guindos aseveró que la cantidad será la suficiente para cubrir las necesidades y se añadirá un colchón significativo , además de que no habrá condiciones macroeconómicas ni fiscales, ya que la medida se limitará al sector financiero.