Wells Fargo, uno de los tres principales bancos de Estados Unidos, anunció hace algunos días el retiro inmediato de su presidente y director ejecutivo, John Stumpf, ante un escándalo por la apertura de millones de cuentas no autorizadas por sus clientes.

La institución informó que la junta de gobierno eligió a Tim Sloan, presidente y director de Operaciones, para suceder a Stumpf y a Stephen Sanger, como presidente no ejecutivo de la Junta de Directores.

La separación del cargo de Stumpf se da luego de que Wells Fargo informara, el mes pasado, que empleados abrieron alrededor de 2 millones de cuentas sin la autorización de los clientes.

Desde el 2011, miles de empleados de Wells Fargo, estimulados por incentivos de compensación aumentaron sus resultados de venta mediante la apertura de cuentas de forma encubierta y a través de la transferencia de fondos de cuentas autorizadas por los consumidores, pero sin su conocimiento o consentimiento.

De acuerdo con un análisis del propio banco, los empleados abrieron más de 2 millones de cuentas de depósito y tarjetas de crédito que no fueron autorizadas por los consumidores.

En septiembre, el banco acordó pagar una multa de 100 millones de dólares al Buró de Protección Financiera al Consumidor, así como otra de 35 millones de dólares a la Oficina Federal del Contralor de la Moneda.

Stumpf tenía 34 años en Wells Fargo y se convirtió en su director general en junio del 2007 y en su presidente en enero del 2010.

Estoy muy agradecido por la oportunidad de haber encabezado Wells Fargo , dijo Stumpf, en el comunicado. También soy muy optimista acerca de su futuro, debido a nuestros talentosos miembros del equipo , indicó.

Aunque he estado profundamente comprometido y centrado en la gestión de la compañía a través de este periodo, he decidido que es mejor para la empresa que me haga a un lado , agregó.