El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo el miércoles que el panorama para la inflación de la zona euro no justificaba un retiro de la actual política monetaria expansiva, dado el pobre estado de la economía del bloque.

"Hay presiones inflacionarias por el lado del alza del precio del petróleo e impuestos indirectos más altos en el corto plazo, pero las expectativas de inflación están firmemente ancladas en el mediano plazo", dijo Draghi en la conferencia de prensa posterior al encuentro mensual del BCE.

Dadas las actuales condiciones de la producción y del desempleo, que está en un máximo histórico, cualquier conversación sobre una estrategia de salida es prematura por el momento", agregó.

Draghi aclaró además que no estaba aumentando su "retórica" sobre la inflación, queriendo decir que ve a la evolución del costo de vida bajo control.

RDS