El líder de los senadores del PRI, Manlio Fabio Beltrones, aseguró que el IETU ya ha cumplido el propósito de reducir la elusión y la evasión fiscales, por lo que es un error del gobierno del presidente Felipe Calderón conservar su vigencia junto con la del ISR.

Ante ello, exigió que antes del 30 de junio lleguen las explicaciones técnicas de por qué quiere el gobierno conservar los dos impuestos al mismo tiempo, pues dijo que las explicaciones político-electorales para mantenerlo hasta 2013, "no nos satisfacen en nada".

Durante un encuentro con integrantes de la Liga de Economistas Revolucionarios recordó que el compromiso establecido durante la promulgación de la ley del IETU en octubre de 2007, fue que a partir del próximo 30 de junio de 2011, con base en un diagnóstico integral se valoraría tener un sólo impuesto.

Dicho acuerdo, refirió, se basa en que la Secretaría de Hacienda debe entregar a la Comisión del ramo de la Cámara de Diputados, un diagnóstico para valorar si conviene eliminar el IETU y que únicamente se pagara el ISR.

Agregó que, incluso se eliminara el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y que sólo se cobrara el Impuesto Empresarial a Tasa Unica (IETU), "pero no conservar uno y otro como si no hubiese pasado nada".

No olvidemos, destacó, "que la clave de una mayor recaudación fiscal está en la simplificación. Esto es lo que nos formulamos cuando hicimos una propuesta de Reforma Fiscal".

Por ello, urgió al presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Mario Becerra Pocoroba a dictaminar la propuesta de su bancada en la que propone eliminar el IETU y transferir sus mecanismos de control al ISR, en el marco de la Reforma Hacendaria.

Beltrones aseguró que la aplicación del IETU afecta la competitividad fiscal del país, porque cada mes genera una fuerte carga administrativa para los contribuyentes.

Además, recordó, en cuatro años no ha logrado ser acreditada en Estados Unidos -nuestro principal socio comercial-, para efectos de pago del ISR, lo cual desalienta la inversión extranjera directa, es decir, el daño es mayor.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) resaltó que el gobierno federal rechazó la propuesta de su bancada, con el argumento que ello significaría una pérdida de 60,000 millones de pesos anuales, todo sin ningún sustento.

Escasamente, señaló, el IETU generó ingresos por 45,000 millones de pesos en 2010, a pesar del crecimiento de 5.5% en el PIB.

En el primer trimestre del presente año, abundó, tuvo un descenso de 8%, en la misma tendencia que observa desde su entrada en vigor.

Por lo tanto, Beltrones Rivera consideró que eso no puede ser de ninguna manera inobservado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

apr