Enfrentar la volatilidad que se registra en los mercados emergentes es uno de los principales retos que el gobierno de Enrique Peña Nieto tendrá que desafiar, así como el resto de estos países, indicó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

Durante su ponencia en la novena edición de la Cumbre Financiera de LatinFinance, Videgaray enfatizó que con la llegada de mejores números en la economía de Estados Unidos, la Reserva Federal (Fed) comenzó a hablar de retraer los estímulos extraordinarios, es decir, regresar a la normalidad la política monetaria del país gobernado por Barack Obama.

Esto para México es una buena noticia de fondo, quiere decir que la economía de Estados Unidos, con la cual estamos vinculados de manera significativa, está volviendo a crecer , puntualizó el funcionario.

Pese a la buena noticia que significa la medida de la Fed para México, reconoció que esta acción ha generado volatilidad en los mercados; sin embargo, resaltó que en México se vive una situación distinta debido a la poca depreciación que ha tenido el peso desde enero del 2013 a la actualidad (3.5% de su valor, según el funcionario), factor que se diferencia de monedas como el real brasileño, la lira turca y el rand sudafricano, entre otras, que han arrojado niveles de depreciación más altos.

Además agregó México se distingue dentro de las economías emergentes debido a que es una de las naciones de menor necesidad de refinanciamiento en este año. El sector público mexicano tiene un endeudamiento de apenas 38% del PIB, esto es, menor al promedio de América Latina .

Con todos estos factores, Videgaray destacó que en medio de un ambiente de volatilidad Moody’s elevó la calificación de México al rango A3 , en parte por el impulso que ha dado la aprobación de las reformas estructurales.

REITERA META DE 3.9% EN EL 2014

Aunque el año pasado factores como el bajo crecimiento de la economía de Estados Unidos, el cambio de gobierno y, sobre todo, la situación por la que atravesó el sector de la vivienda, en especial las tres empresas líderes en el mercado, incidieron en el nulo crecimiento del país, en la actualidad existen fundamentos para que la Secretaría de Hacienda reitere su pronóstico de crecimiento de 3.9% de la economía durante el año en curso.

Estamos viendo ya en el final del año pasado y en el principio del 2014 un crecimiento mucho más robusto de la base monetaria, lo cual es consistente con una recuperación económica. Nuestro pronóstico continúa siendo un crecimiento de 3.9% para la economía mexicana, y es un hecho que todos los pronósticos disponibles sitúan el crecimiento de México para este año entre 3 y 4% para el 2014 , explicó Videgaray.

Asimismo, expresó que el común denominador de todas las reformas estructurales propuestas por el Ejecutivo federal es el del incrementar la productividad, que desde 1980 muestra una tasa de crecimiento en promedio anual de -0.7 por ciento.

[email protected]