Buenos Aires.- El dólar cotizaba el jueves a 14 pesos en el mercado de cambios argentino en el primer día del cese de las restricciones a su compra desde 2011, en un valor dentro de los cálculos previstos por el gobierno.

La cotización de la divisa abrió a 15 pesos y luego comenzó a negociarse a la baja en los bancos y casas de cambio de Buenos Aires hasta alcanzar 14 pesos por unidad, lo que implica una devaluación de la moneda nacional de un 42% respecto del valor del dólar oficial de la víspera, que cotizó en 9.84 pesos.

NOTICIA: La era de las Macrinomics llegó a Argentina

En las primeras horas tras el levantamiento del cepo cambiario, los bancos y las casas de cambio casi no vendían dólares ya que procuraban adecuarse al nuevo escenario bajo las normas del Banco Central.

A la salida de una casa de cambio, el guardia de prisión retirado Valeriano Alvarenga, de 60 años, dijo a The Associated Press que no pudo comprar 8.000 dólares que necesitaba para viajar. "Mirá la cola (fila) que me comí... me dijeron que tengo que hacer unos trámites antes", se quejó.

Otros dijeron que no se venden divisas en efectivo y que se exige a los compradores hacer la operación por transferencia bancaria.

NOTICIA: Macri promete tipo de cambio único para el peso argentino con el dólar

En las calles del centro de la capital había vendedores no habilitados de la divisa que cuando ésta cotizaba a 14.20 pesos la ofrecían a 14.10 por unidad.

El cese del llamado "cepo" cambiario que fue anunciado el miércoles por el gobierno constituye uno de sus mayores desafíos del presidente Mauricio Macri, quien había prometido la medida durante la campaña electoral.

El temor de los economistas es que el fin de las restricciones para operar con dólares que impuso en 2011 la entonces presidenta Cristina Fernández para limitar la fuga de divisas desencadene una fuerte devaluación que a su vez dispare la inflación, ante un escenario de bajas reservas en el Banco Central.

Los economistas calculaban dos meses atrás que el costo de vida sería de un 30% en 2015, pero es posible que la estimación se haya quedado corta luego de la remarcación de precios de las últimas semanas.

NOTICIA: Para levantar cepo, Argentina necesita 20,000 mdd en sus reservas

El cepo al dólar contribuyó a paralizar distintos sectores de la economía y generó un mercado negro -denominado dólar "blue"-que para los economistas reflejaba el verdadero valor de la divisa. El mercado paralelo era reconocido implícitamente por el gobierno de Fernández, ya que el Banco Central intervenía para que su cotización no se disparase. El miércoles el dólar paralelo cerró a 14.57 pesos.

"El cepo es la peor cosa que el último gobierno podía haber hecho", dijo a la AP Daniel Romano, un médico de 57 años que se fijaba en una pizarra de un banco de Buenos Aires la cotización de la moneda. "Seguro que hay una devaluación hoy, pero eso ya había estado pasando durante años", agregó.

Para el economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, continuar con las restricciones no era una opción. "No sólo porque ya no hay más reservas, ni saldo comercial, ni financiamiento externo que permita sostenerlo, sino que también ya quedó demostrado que con cepo no hay posibilidad de crecimiento económico", señaló en un informe enviado a AP.

Pero advirtió que "salir del cepo no es gratuito en términos de inflación ni de nivel de actividad. La devaluación busca equilibrar las cuentas externas a costa de un freno en el consumo, tal como el gobierno saliente lo hizo parcialmente en 2014".

A partir del jueves rige un único tipo de cambio y cada persona física o jurídica puede adquirir hasta dos millones de dólares por mes.

El ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay anunció la víspera que en las próximas cuatro semanas ingresarán al país entre 15,000 y 25,000 millones de dólares por distintas fuentes para asegurar reservas suficientes para sostener el mercado de cambio. A su vez, las exportadoras de cereales se comprometieron a liquidar 400 millones de dólares diarios durante el próximo mes.

A su vez el Banco Central está gestionando un préstamo con entidades bancarias extranjeras y la conversión de yuanes a dólares por un acuerdo vigente de intercambio de monedas con China. Además se adelantó la voluntad de empresarios argentinos de adelantar fondos.

mac