Monterrey, NL. La calificadora Fitch Ratings bajo la nota a la calidad crediticia de Nuevo León para ubicarlo de A(mex) a A-(mex) , debido al creciente nivel de deuda directa que asciende a 14,830 millones de pesos y al debilitamiento del desempeño presupuestal registrado durante el 2009 y el 2010.

En el reporte emitido por la calificadora advierten sobre un mayor riesgo en las finanzas públicas del estado, ante una menor capacidad de ahorro interno y estiman que el servicio de la deuda directa alcanzará aproximadamente 2,000 millones de pesos en los ejercicios 2012 y 2013, esto asumiendo un escenario de relativa estabilidad en las tasas de interés de mercado.

El Gobernador de Nuevo León alertó apenas el fin de semana pasado, durante la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, sobre el riesgo de un colapso de las finanzas públicas estatales.

Algunos financiamientos específicos de Nuevo León también reportaron una baja en su calificación, por ejemplo, un crédito bancario con Banobras del 2007 con un saldo de 3,966.7 millones de pesos pasó de AAA+ a AA+ .

La calificadora internacional argumentó que en el 2010 el servicio de la deuda directa del estado sumó 1,205 millones de pesos, lo cual representó 49.7% del ahorro interno.

La reconstrucción cuesta mucho

Además, de acuerdo con Fitch, considerando el plan de reestructura por 3,000 millones de pesos de corto a largo plazo y el reciente anuncio del pago de intereses del financiamiento derivado de un apoyo del Fondo Nacional de Reconstrucción (Fonarec) por 5,000 millones de pesos, incrementará considerablemente el costo de la deuda, que pasara de 1,205 millones a alrededor de 2,000 millones de pesos en el 2012 y el 2013.

El tesorero estatal, Othón Ruiz Montemayor, aclaró que el estado solamente se hará cargo de los intereses de ese apoyo del Fonarec por un periodo de 20 años, que representaría una carga para las finanzas estatales por 7,000 millones de pesos, alrededor de 350 millones de pesos por año.

Ante la compleja situación de las finanzas públicas de Nuevo León, la calificadora espera acciones por parte del gobierno estatal, encabezado por Rodrigo Medina, para sanear sus finanzas.

La información difundida por Fitch Ratings establece que al 31 de marzo del 2011 la deuda directa de Nuevo León ascendió a 14,830 millones de pesos, que incluye los 3,000 millones de pesos de corto plazo que entraron en un proceso de reestructuración, aunque datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público refieren que al 31 de diciembre del 2010 la deuda total de la entidad ascendió a 33,971 millones de pesos.

Los focos rojos

1,205 millones de pesos erogó el año pasado la entidad por concepto de servicios de deuda directa.

49.7% de su ahorro interno representó el monto pagado por servicios de deuda en el 2010.

7,000 millones de pesos de intereses pagará el estado en 20 años por un financiamiento derivado del Fonarec.

3,000 millones de pesos de deuda que tenía a corto plazo renegoció recientemente la entidad.

33,971 millones de pesos era la deuda total de la entidad al cierre del 2010.

[email protected]