La lista negra de bancos regionales que podrían quebrar en Estados Unidos, subió a 775 al cierre de marzo pasado, según la Agencia de Garantía de Depósitos Bancarios (FDIC).

La cifra supera en 73 el número de bancos que tenía en la mira la FDIC al cierre del 2009, y es más del doble de las entidades en riesgo de sucumbir que había detectado justo hace un año.

Al difundir su Reporte trimestral, la Agencia detalla que la quiebra de estas instituciones le significará una cobertura de depósitos equivalente a 431,000 millones de dólares.

En el reporte, la FDIC detalla que en el primer trimestre del año, disminuyó el número de instituciones que informan sus resultados financieros, es decir, en el periodo enero marzo del 2010, quebraron 41 bancos regionales en Estados Unidos, 37 instituciones se fusionaron y registró tres adquisiciones de bancos en quiebra.

Al interior del documento, analistas de la entidad explicaron que la mayoría de las instituciones quebradas se han visto afectadas seriamente por la cartera vencida relacionada con el sector inmobiliario comercial.

La entidad no detalla los nombres de los bancos incluidos en la lista, pero esta especie de radar le permite mantenerse alerta sobre las entidades financieras que tiene aseguradas y que eventualmente podrían ser objeto de clausura.

El número de bancos regionales que operan en Estados Unidos ha bajado de 8,500 que había todavía en agosto del 2006 a 7,932 instituciones.

[email protected]