En la primera quincena de abril, el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un retroceso de 0.15% respecto de la segunda quincena de marzo; sin embargo, en su medición anual se ubicó en 5.62%, su nivel más elevado en casi ocho años, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Para la primera mitad de abril, la inflación alcanzó su nivel más alto registrado desde el 2009, cuando se ubicó en 6.20%, y también es el más alto desde la segunda quincena de junio de ese mismo año, cuando alcanzó 5.73%, de esta manera se mantiene por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico) de 3+/- 1 punto porcentual.

Los productos que registraron un menor precio fueron la electricidad, con una disminución quincenal de 13.36%; el tomate verde, con 8.75%; el gas doméstico natural con 5.67%; la cebolla con 4.03%; el gas doméstico LP con 3.07%; el limón 2.63%; servicio de tintorería 2.41%; papa y otros tubérculos 1.72%; carne de cerdo 0.50 y gasolina de bajo octanaje 0.12 por ciento.

En el otro extremo, el chayote encabezó los productos con mayor variación quincenal al alza, con 17.71%, seguido del aguacate con 5.83%; el jitomate con 4.08%; los servicios turísticos en paquete con 3.62%; el pollo con 2.25%; la leche pasteurizada y fresca con 0.88%; otros alimentos cocinados con 0.85%; las fondas, torterías y taquerías con 0.54%; los automóviles con 0.39% y la vivienda propia 0.08 por ciento.

Por su parte, el índice de precios subyacente (donde se omiten los precios agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno debido a su volatilidad) tuvo una variación de 4.76% anual, con un avance quincenal de 0.26 por ciento.

Dentro de este índice, los precios a las mercancías (Alimentos, Bebidas y Tabaco, y Mercancías no alimenticias) tuvieron una variación anual de 6.06% y crecieron 0.33% respecto a la quincena anterior, mientras que los precios de los servicios (Vivienda, Educación y Otros Servicios) avanzaron 0.20% quincenal para ubicarse en 3.65% anual.

Por su parte, el índice de precios no subyacente creció 8.32% anual, pero retrocedió 1.38% respecto a la segunda quincena de marzo. En este rubro, los precios agropecuarios (que incluye frutas y verduras, y pecuarios), aumentó 2.73% anual, con un avance de 0.53% quincenal; y los precios de Energéticos y Tarifas Autorizadas por el gobierno creció 5.35% anual y 0.34% quincenal.

Ante el resultado de la primera quincena de abril, el Grupo Financiero Ve por más, que estimaba una inflación de 5.58% anual, anticipa que la canasta básica seguirá mostrando incrementos a lo largo del año, aun con los aumentos que haga el Banxico en su tasa de interés.

Asimismo, prevén un impacto en los precios al consumidor a partir de la siguiente quincena en respuesta al alza a las tarifas en el transporte público en la Ciudad de México.

Destacan que el índice de precios se mantiene al alza en el año, a pesar de que este mes, como sucede usualmente, entró en vigor el subsidio en tarifas eléctricas para algunas entidades. El comportamiento es explicado por la dinámica mostrada por las mercancías, en respuesta al efecto traspaso del tipo de cambio y efectos secundarios de mayores precios en los energéticos .

Por su parte, Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Casa de Bolsa Finamex, quienes esperaban una reducción menor de 0.13%, precisó que la diferencia del dato del Inegi a la de ellos se explica por la subestimación en 0.14% de incidencia en el componente de Otros Servicios , ya que en este se esperaba una reducción en los precios del transporte aéreo y servicios turísticos en paquete por un efecto estacional de Semana Santa, que esperan se refleje en la próxima quincena.

Asimismo, acota que la inflación de servicios, que continúa con la tendencia alcista, hace notorios los efectos de segundo orden de la depreciación cambiaria y de los aumentos a los energéticos , pero auguran una reducción en este indicador en la siguiente quincena, derivado del efecto estacional de Semana Santa.

[email protected]