Ernesto Luna, administración general de Auditoría Fiscal Federal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), detectó 1,200 casos de contribuyentes "chapulines" que cambian más de una vez de domicilio fiscal para evadir a la autoridad.

"Al año tenemos alrededor de 1,200 casos en los que vemos este tipo de comportamientos. El monto de omisión fiscal de este grupo de causantes en el 2015 es de alrededor de 50 millones de pesos, no es relevante pero los tenemos detectados y vamos a ir por ellos", indicó.

NOTICIA: Contribuyentes pierden 9 mdp por abuso de confianza

En entrevista, Luna contó que estos contribuyentes pueden ser personas físicas o morales (sociedades) que se resisten al ejercicio de facultades de comprobación y auditorías; para evadir al fisco utilizan el mecanismo de cambio de domicilio.

Explicó que el principal modo de operar de estos contribuyentes "chapulines" es que cuando llega la autoridad al domicilio fiscal del causante registrado y cuando inicia la auditoría inmediatamente se cambian a otra dirección, "y así andan tratando de evadir el ejercicio de facultades de la autoridad".

NOTICIA: El SAT va en el 2016 por más de 15,000 auditorías electrónicas

Cuando el SAT detecta a un contribuyente que cambia de domicilio fiscal aplica, comentó, medidas de apremio que consisten en la cancelación del sello digital (no se les permite facturar) o el aseguramiento de cuentas bancarias.

El administrador general del SAT no descartó la posibilidad de que entre los 1,200 casos de contribuyentes chapulines que se registran anualmente, se encuentren causantes que aparecen y ya se detectaron en las listas negras del organismo.

[email protected]

erp