La actividad del sector manufacturero en Estados Unidos continuó mejorando por segundo mes consecutivo durante julio, según mostró el índice de directores de compra de la asociación ISM publicado el lunes.

El índice se colocó en 54.2 desde  52.6 de junio; la cifra de julio se encontró por encima de lo esperado, ya que analistas anticipaban en 53.4. Si el índice se encuentra encima de 50 se registra expansión en la actividad.

Mientras la manufactura muestra mejoras, el gasto en construcción se redujo durante junio a un mínimo de un año, arrastrado por un declive en los desembolsos de proyectos, tanto privados como públicos. El Departamento de Comercio dijo el lunes que el gasto en construcción se redujo 0.7% a 1.355 billones de dólares, el nivel más bajo desde junio del 2019.

Analistas consultados por Reuters esperaban un repunte de 1.0 por ciento.

Las cifras de mayo, por su parte, se revisaron para mostrar que el desembolso se redujo 1.7%, en lugar del declive de 2.1% que se informó inicialmente.

Economía de EU necesita apoyo fiscal: Barkin

La economía de Estados Unidos enfrentará una recesión mucho mayor de lo previsto si el Congreso no da pronto apoyo fiscal de largo plazo a decenas de millones de estadounidenses que actualmente están desempleados, dijo el lunes el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Richmond, Thomas Barkin.

“Hace cuatro meses, cuando hicimos el primer estímulo, pensábamos que la economía enfrentaba un bache y el estímulo puso una cubierta sobre el bache para que pudiéramos navegar”, dijo Barkin en declaraciones a la Cámara de Comercio de Virginia del Norte.

“Ahora la escalada del virus puede estar convirtiendo ese bache en un sumidero y creando la necesidad de una cubierta mayor (...), si el Congreso retira el apoyo abruptamente, los desempleados y los negocios sentirán la peor parte”, advirtió el funcionario.

Por su parte, el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, mencionó en un foro online que la recuperación de Estados Unidos probablemente se desaceleró en julio, a pesar de cierta mejora entre mayo y junio, por otro lado, también afirmó que parecía que el punto más bajo de la recesión ocurrió en abril.