En los primeros siete meses del año, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador mantuvo cerrada la llave del gasto, por lo que el subejercicio sumó 197,800.9 millones de pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Para el periodo enero-julio se tenía programado ejercer 3 billones 453,692 millones de pesos, pero se gastó 3 billones 255,891.1 millones de pesos, según el reporte de finanzas y deuda pública de Hacienda.

Si sólo se considera julio, el gasto fue por 479,840.6 millones de pesos, lo que significó un aumento de 6.4%, respecto a julio del 2018.

El gasto corriente, que se refiere a los recursos que se destinan a programas sociales y a la burocracia presentó una reducción de 2.7%, respecto de los primeros siete meses del 2018, con lo que ejerció 1.92 billones de pesos.

Si sólo se considera julio, dicho gasto presentó un aumento anual de 12.4% al ejercerse 315,152.5 millones de pesos, según las estadísticas de Hacienda.

El gasto de capital, que indica los recursos que se destinaron a la inversión en infraestructura y obra pública, presentó una reducción de 7.2% en enero-julio, se gastó 366,933 millones de pesos. En julio la reducción fue de 6.5% anual, un gasto por 51,343.8 millones de pesos.

Dentro del gasto de capital se registra un rubro denominado como Otros gastos de capital, el cual presentó un incremento de 257.7%, lo que significó recursos por 44,692.1 millones de pesos, en los primeros siete meses del 2019 y respecto al mismo periodo del 2018.

 

STPS, bienestar y Sedena, sin recortes

El gasto en los ramos administrativos, que se refiere a los recursos que ejercen las dependencias de gobierno, reportó una reducción de 7.2% con lo que ejercieron 636,619.2 millones de pesos; mientras que sólo en julio su gasto presentó un aumento de 15.2% con un total de 107,244.6 millones de pesos.

Las dependencias que reportaron las mayores disminuciones en su gasto fueron la Oficina de la Presidencia con una disminución de 84.2%; la Secretaría de Turismo 74.6%; la Secretaría de la Función Pública en 40%, y Educación en 7%, respecto a los primeros siete meses del año anterior.

Si sólo se considera julio la reducción de su gasto fue de 69.5, 80.7 y 49.3%, respectivamente. La Secretaría de Educación Pública reportó un gasto mayor por 3.9% sólo en julio.

En contraste, a tasa anual, las dependencias que aumentaron su gasto fueron la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) en 261%; mientras que la Secretaría del Bienestar elevó su gasto en 51.8%, y la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) en 6.6%, en términos reales.

Únicamente considerando el mes de julio, el aumento de su gasto fue de más de 660, 400.9 y 4.3%, respectivamente.

Dichas dependencias abarcan los programas sociales más importantes del gobierno federal como Jóvenes Construyendo el Futuro, 68 y más, y la denominada Guardia Nacional.

Reportan superávit primario

En general, el balance financiero del sector público en los primeros siete meses del 2019 registró un déficit de 153,073.7 millones de pesos.

Mientras que en el balance primario tuvo un superávit de 217,295 millones de pesos.

El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP)—la medida más amplia de la deuda del país— ascendió a 10 billones 542,600 millones de pesos, un incremento de 1.3%, respecto a los primeros siete meses del 2018.