El sector privado creó 330,000 empleos en julio del 2021 en Estados Unidos (EU), según la encuesta mensual de la firma de servicios empresariales ADP publicada ayer; sin embargo el mercado esperaba unos 650,000 nuevos empleos.

Particularmente economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 695,000 puestos de trabajo.

El optimismo deja lugar al escepticismo en el mercado laboral en Estados Unidos, donde el empleo se recupera lentamente en medio de obstáculos y la amenaza latente de la variante Delta del Covid-19.

“La recuperación del mercado laboral refleja un progreso desigual, pero sigue avanzando. Las cifras de julio muestran una marcada desaceleración del ritmo de crecimiento del empleo en el segundo trimestre”, dijo Nela Richardson, economista jefe de ADP.

El sector servicios, que había sido el más afectado por la crisis, creó casi la totalidad de los nuevos puestos de trabajo de este mes, con 318,000 empleos; de dicho monto más de la mitad se creó en ocio y hoteles (139,000).

“Por quinto mes consecutivo, el sector del ocio y la hostelería es el sector de más rápido crecimiento, aunque el progreso se ha ralentizado”, comentó Richardson.

La economista también señaló que muchos empleadores tienen dificultades para encontrar mano de obra, “en particular a la luz de las nuevas preocupaciones relacionadas con las variantes de Covid-19”.

Sin embargo, se mantiene optimista. “Estas barreras deberían desaparecer en los próximos meses”, argumentó.

La creación de empleo en el sector privado se ve como un primer indicio de la tasa de desempleo de julio, que se dará a conocer el viernes, y se espera que caiga 0.3 puntos hasta el 5.6 por ciento. Entre los sectores público y privado juntos se podría haber creado casi un millón de puestos de trabajo.

Casi la mitad de la población en EU se ha vacunado por completo contra el Covid-19, impulsando la demanda de trabajadores a medida que los estadounidenses empiezan a abandonar sus hogares.

Los empleadores están teniendo problemas para encontrar trabajadores dispuestos a cubrir un récord de 9.2 millones de vacantes, incluso a pesar de que 9.5 millones de personas están oficialmente desempleadas, una desconexión causada por la pandemia. La escasez de materias primas, sobre todo en el sector automotriz, está obstaculizando también la producción.

Obstáculos

Los problemas del cuidado de los niños, el transporte, pero también los temores al contagio por Covid-19, siguen siendo de hecho un obstáculo para el regreso al trabajo de muchos desempleados.

La mitad de los estados del país han reducido o incluso eliminado los subsidios excepcionales por desempleo que se han otorgado durante la pandemia, sin esperar a que expiren el 6 de septiembre, con el argumento de que estas ayudas incitan a los desempleados a quedarse en casa en lugar de buscar un trabajo.

“En la actualidad, es difícil distinguir los efectos sobre la oferta laboral de las responsabilidades de cuidado (de los niños en particular) impuestas por la pandemia, de los temores de contraer el virus y de la extensión de las prestaciones por desempleo”, consideró días atrás Lael Brainard, integrante del comité de política monetaria de la Fed.

El rol de la reapertura de escuelas

En este contexto, el retorno a la normalidad escolar podría verse socavado por un recrudecimiento de la epidemia de coronavirus a causa de la variante Delta y las autoridades podrían adoptar nuevas medidas de restricción de movilidad.

Si el retorno a clases presenciales después del verano no se produce y los niños deben retomar cursos virtuales, eso dificultaría el retorno al trabajo de muchos padres, principalmente de mujeres con hijos.

Algunos trabajadores no pueden aceptar empleos, observa Walter Simmons, presidente de Employ Prince George´s, una organización sin fines de lucro instalada en un suburbio poblado sobre todo por negros e hispanos en la capital federal.

Los transportes colectivos no retomaron sus horarios y frecuencias habituales. Las guarderías tienen capacidad reducida de acogida, un problema para que los padres puedan ir a trabajar, entres otros inconvenientes.