Colombia: la tercera economía de la región fue el documento que disparó el debate. Lo firmaban el por entonces Ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, y el director general de política macro, Luis Fernando Mejía.

La solidez de los fundamentos macroeconómicos, el manejo responsable de las finanzas públicas y la capacidad de la economía para superar los choques internacionales, le permitieron hoy al país convertirse en la tercera economía de la región, superando a Argentina y por debajo sólo de Brasil y México , sostenía la publicación del 31 de agosto pasado.

El efecto dólar paralelo (ilegal) los llevó a realizar sobre ese parámetro la medición y, al ser notoriamente más elevado que el oficial, demostraría que Argentina cayó en su producto interno bruto (PIB) en dólares.

Pero el cálculo no es tan sencillo. Tampoco la evaluación de los resultados. Mauricio Claveri, especialista en Comercio Exterior de abeceb.com, sostiene que está todo por verse; en principio se contraponen dos modelos de desarrollo distinto: Colombia, Chile y Perú son mercados muy abiertos, con importantes acuerdos de integración que no perjudican sus productos que suelen tener ventajas comparativas . Argentina, según la lectura del especialista, busca, al igual que Brasil, sostener el desarrollo industrial .

El radar de los inversores internacionales viene redireccionando sus desembolsos. Argentina fomentó una disminución de ingresos de capitales debido a las restricciones , agrega Claveri. Al atender los factores del reposicionamiento económico colombiano, la Inversión Extranjera Directa (IED) aparece como la variable clave en la que gana una de las batallas.

El modelo de desarrollo económico argentino no es sustentable en el tiempo y genera desaliento a la IED , describe Claveri.

El efecto YPF, la mayor inflación real, las restricciones y los retrocesos en los ránkings de competitividad internacionales llevan a que Estados Unidos y España, históricamente los dos principales países que más desembolsos realizaban en Argentina, miren para futuro a los 46 millones de habitantes de Colombia.

Estamos convencidos que por escala y los últimos acuerdos firmados habrá mayor previsibilidad , admitía a Cronista uno de los economistas claves del FMI en Washington. Lo importante es seducir a través de un plan de desarrollo que sea creíble y sostenido en el tiempo , agregó.

El presidente colombiano propuso como política económica aumentar la diversificación de la economía, y la atención a cinco locomotoras : agricultura, construcción, minería, innovación e infraestructura. El Banco Central Colombiano, en tanto, apunta a reducir la inflación y generar una tasa de cambio que aprecie la moneda local. La inflación en dólares lleva a que la competitividad argentina entre en el terreno de la reducción.

Alejandro Reyes, director de investigaciones económicas de Ultrabursátiles, una firma comisionista que actúa en la bolsa de Bogotá, considera que la gran diferencia y el potencial de su economía es que la clase media crece en tamaño y poder adquisitivo.

En Argentina, en cambio, hubo un declive de la clase media por políticas económicas desacertadas , describe.

En términos de PIB el partido está lejos del empate. Colombia se anota este año unos 380,000 millones de dólares y Argentina unos 500,000 millones, según cálculos de Lorenzo Sigaut Gavina, economista jefe de Ecolatina.

El cepo cambiario, las trabas al giro de utilidades y a las importaciones, más el cambio de reglas de juego (expropiación de YPF a Repsol y mayor control sobre las firmas) y la pesificación forzosa del mercado inmobiliario generaron incertidumbre y un shock de confianza que afectó negativamente a la economía , concluye Sigaut.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica