La economía mexicana muestra una moderación en su crecimiento, el cual se podría extender a los siguientes meses, de acuerdo con los resultados del Sistema de Indicadores Cíclicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“El Sistema de Indicadores Cíclicos señala en enero una moderación del crecimiento económico”, refirió Julio Santaella, presidente del Inegi en su cuenta de Twitter.

A detalle, el Indicador Coincidente, el cual refleja el estado actual de la economía mexicana, registró su noveno mes consecutivo de disminuciones en el primer mes del año.

En enero, dicho indicador se ubicó en 99.3 puntos, 0.15 puntos menos respecto a diciembre del año pasado, con lo cual se colocó por debajo de su tendencia de largo plazo.

“Comparado con su estimación anterior, el Indicador Coincidente prolonga con más suavidad la señal de menor crecimiento económico”, destacó Julio Santaella.

El resultado de enero del Indicador Coincidente se debió a que cinco de sus seis componentes mostraron retrocesos. El único componente que tuvo un avance fue el que se refiere a la Tasa de Desocupación Urbana, con 0.22 puntos.

En tanto, el componente que se refiere al Índice de Ingresos por Suministro de Bienes y Servicios al por Menor registró la mayor caída, de 0.21 puntos; seguido del Indicador de la Actividad Industrial, con 0.16 puntos; el Indicador Global de la Actividad Económica, con 0.11 puntos; las Importaciones Totales, que retrocedieron 0.09 puntos y los Asegurados Trabajadores en el IMSS, con 0.06 puntos.

“Lo que hemos visto, no sólo con este indicador sino con otros, es que la actividad económica ha presentado un crecimiento menor a lo que habíamos visto, por ejemplo, en el 2018. Particularmente, en diciembre vimos un estancamiento en la actividad y en enero vimos un repunte marginal (...) Al final de cuentas, en el balance sí vemos un menor crecimiento económico y es posible que hacia delante se extienda esta moderación en la actividad”, detalló Alejandro Saldaña, gerente de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

Adelantado, con ligera caída

Por su parte el Indicador Adelantado, el cual busca señalar anticipadamente los puntos de giro en la economía, se ubicó en febrero por arriba de su tendencia de largo plazo con 100.1 puntos; sin embargo, esto resultó en una reducción de 0.02 puntos respecto al mes previo.

Con ello, este indicador hiló cinco meses de ligeras contracciones, siendo la de este mes la menor.

Julio Santaella refirió que los datos del Indicador Adelantado señalan una mayor moderación del crecimiento económico que su estimación anterior, mientras que su reducción se debió principalmente al retroceso que sufrieron cuatro de sus seis componentes: el empleo manufacturero (0.17 puntos), el índice de confianza empresarial sobre el momento adecuado de invertir (0.01 puntos), el IPC de la BMV (0.07 puntos) y el S&P 500 (0.03 puntos).

Asimismo, los componentes que se refieren al tipo de cambio entre México y Estados Unidos y la Tasa de Interés Interbancaria mostraron retrocesos de 0.14 y 0.07 puntos respectivamente.

“El Indicador Adelantado se encuentra, apenas, por encima de su tendencia a largo plazo, por lo que posiblemente la actividad económica sería ligeramente mejor que lo que vimos en enero de este año, pero vemos muy difícil que haya un repunte importante en la economía en los siguientes meses, hay una moderación en la actividad”, refirió el analista de Bx+.

Contexto menos favorable

Los resultados del Sistema de Indicadores Cíclicos, añadió Alejandro Saldaña, están en línea con los recortes en su proyección de crecimiento que realizó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en los Precriterios Generales de Política Económica para el 2020.

“Hacienda reconoce que hay un contexto económico menos favorable que, al final de cuentas, puede tener un efecto negativo en las finanzas públicas, por eso es importante el mensaje que da la SHCP y el ajuste que hace para afrontar un entorno de menor crecimiento económico”, añadió.

De acuerdo con el documento de Hacienda, en este año la economía crecerá entre 1.1 y 2.1%, tras la estimación previa de entre 1.5 y 2.5 por ciento. Para el 2020, la dependencia estimó un rango de crecimiento entre 1.4 y 2.4 por ciento.