Las dependencias Conagua, SCT y Sagarpa fueron las más afectadas por el recorte al gasto de 124,300 millones de pesos que anunció el gobierno federal.

En este contexto, la dependencia que más se vio afectada por el ajuste al presupuesto fue la Conagua. En un inicio se le había asignado un presupuesto de 50,563 millones de pesos, y se le descontó 12.66% para dejarla con 44,163 millones de pesos.

Una de las principales funciones de esta dependencia es mejorar la calidad del agua en las cuencas y acuíferos del país, así como incrementar el tratamiento de las aguas residuales municipales e industriales, y de residuos que se gestionan integralmente.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del 2015, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) percibió una disminución de 9.37% de su presupuesto inicial, y pasó de 126,146 millones de pesos a 114,326 millones de pesos.

Entre los proyectos que corresponden a esta entidad -y que fueron cancelados para evitar endeudar al país por las altas inversiones que requieren- se encuentra el Tren Transpeninsular de Yucatán a Quintana Roo, mientras que el Tren de Alta Velocidad México-Querétaro se suspendió de manera indefinida.

Entre las medidas de austeridad y disciplina presupuestaria que tomó el gobierno para rescatar las finanzas públicas ante la caída en el precio del crudo, se anunció que se afectará la meta de entrega de televisiones digitales de cara al apagón analógico; se estimaba una entrega de 13 millones de televisiones, ahora sólo serán 10 millones.

El PEF del 2015 indica que en el área de comunicaciones, la SCT destinaría 7,737 millones de pesos a proyectos como el sistema satelital, ampliación de cobertura social reduciendo la brecha digital, así como a la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT).

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) tendrá 7.80% menos recursos, inicialmente tenía 50, 563 millones de pesos y se quedará con 44, 163 millones de pesos.

Se estima que esta disminución podría afectar los programas de fomento a la agricultura, desarrollo rural y comercialización y desarrollo de mercados.

Decisión, justo a tiempo

Debido a que en los últimos meses se ha debilitado el entorno económico internacional por la caída en el precio del crudo, la Secretaría de Hacienda anunció un inminente recorte al gasto público para el 2015 por 124,300 millones de pesos.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, precisó que el ajuste que se realizará es equivalente a 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB); decisión que para los analistas se tomó justo a tiempo y rescatará las finanzas públicas durante este año.

Los ajustes al gasto público los haremos reduciendo el gasto del gobierno; no vamos a incrementar los impuestos, no vamos a crear nuevos impuestos y, por supuesto, no habremos de contratar mayor deuda pública , aseveró.

El viernes, en conferencia de prensa, el secretario de Hacienda informó que dicho recorte representa 0.11% del PEF del 2015.

Esta medida de ajustar el presupuesto, precisó, se debió principalmente a la caída internacional del precio del petróleo, que en enero del 2014 se encontraba en 90 dólares por barril y un año después se ubicó en 39 dólares por barril; es decir, una baja de 130.76 por ciento.

En su momento se esperaba que las coberturas petroleras solventaran los menores ingresos; sin embargo, el gobierno acudió a un recorte al gasto con el ánimo de sacar a flote las finanzas públicas, ya que México depende de una tercera parte de los ingresos petroleros.

De 124,300 millones de pesos que se recortaron, 42.07% corresponde a las dependencias y entidades del gobierno (52,300 millones), mientras que Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo un recorte de 62,0000 millones de pesos, y 10,000 millones de pesos la Comisión Federal de Electricidad.

Del monto que se les descontó a las dependencias y entidades de gobierno, 35% representó la parte de inversión con 18,100 millones de pesos, mientras que 65% correspondió a la parte de gasto corriente.

Videgaray anunció que los ajustes a inversión no afectarán la construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, ni la construcción de carreteras federales y caminos rurales. Además, dijo que México es una de las naciones mejor preparadas para enfrentar el complicado entorno internacional.

Hacer un ajuste hoy en nuestra trayectoria de gasto público fortalece la confianza en nuestras finanzas públicas, y disminuirá nuestras necesidades de financiamiento, justo cuando tenemos un entorno internacional de menor disponibilidad de flujos financieros para las economías emergentes , sostuvo.

Medidas de austeridad

En cumplimiento con el artículo 21 de la Ley Federal del Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, el gobierno recurrió a un recorte al gasto en servicios personales de 10%, pasando de 773,042 millones de pesos a 696,847 millones de pesos.

Se hizo un recorte de 10% en el gasto en comunicación social, pasando de 4,030 millones de pesos a 3,627 millones de pesos.

También se hizo la restricción a la creación de plazas permanentes y una disminución de 10% del gasto en plazas eventuales y por honorarios.

Hacienda adelantó que el PEF del 2016 no será inercial.

Videgaray adelantó que el gobierno federal ha iniciado con una revisión a la estructura del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2016, con una lógica distinta a la que ha prevalecido por más de 10 años.

El 2016 no podrá ser un año en el que tengamos un presupuesto inercial, no se tomará como base el del año anterior, y se le hacen algunas modificaciones marginales , puntualizó.

La realidad nos exige que nos atrevamos a hacer una revisión completa de en qué estamos gastando los recursos que provienen de los impuestos de los mexicanos. Gastar menos y gastar mejor en beneficio de la economía de las familias mexicanas será la premisa para la elaboración del presupuesto del 2016 , concluyó.

Programas que tendrán ajustes

  • Pensión para adultos mayores, sin afectar a los beneficiarios que actualmente reciben el apoyo.
  • Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias.
  • Disminución de la meta de Transición Digital Terrestre de 13 millones a 10 millones de televisores.
  • Se implementarán medidas de austeridad y disciplina presupuestaria, destacando una reducción de 10% en la partida de servicios personales para mandos medios y superiores.
  • Disminución de 10% en gasto en plazas de carácter eventual y por honorarios, restricción a la creación de plazas.
  • Se disminuirá 10% el gasto destinado a comunicación social de todas las dependencias del gobierno federal.

Programas que no se ajustan

  • Prospera, programa de inclusión .
  • Subsidio a la vivienda.
  • Incentivos orientados a proteger los ingresos de los productores de maíz, algodón, arroz, entre otros.
  • Programas de empleo temporal.
  • Universidades públicas, federales y estatales.
  • Recursos que se transfieren de los ramos 23 y 33 a las entidades federativas.

Recorte al gasto público