Durante el primer cuatrimestre del año, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador presentó un subejercicio de 110,095.2 millones de pesos. El gasto neto del sector público fue de 1.77 billones de pesos, pero se tenían programados 1.88 billones de pesos.

En su reporte de finanzas y deuda pública, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público indica que dicho gasto fue 6% menor en términos reales y respecto de lo que se gastó en los primeros cuatro meses del 2018.

Si se comparan los primeros cuatro meses del primer año de cada gobierno, el de López Obrador presenta la reducción más alta en el gasto público en este siglo XXI.

En el primer cuatrimestre de Enrique Peña Nieto, el gasto presentó una reducción de 5.7%; mientras que en los primeros cuatro meses de Felipe Calderón disminuyó 1.2% y con Vicente Fox se tuvo un aumento de 2.3 por ciento.

Desde que inició el primer año de gobierno, cada mes se han visto reducciones en el gasto neto del sector público. En enero se presentó una reducción de 5.8%; en febrero de 15.5%; en marzo de 2.8%, y en abril de 5.8 por ciento.

Las reducciones más severas fueron en las dependencias de gobierno; en general, los ramos administrativos registraron un gasto por 318,452 millones de pesos, esto es 17.8% menos respecto al primer cuatrimestre del 2018.

Si sólo se considera el mes de abril, la reducción del gasto de los ramos administrativos fue de 20.7%, respecto del mismo periodo del año anterior, se ejercieron 85,020 millones de pesos.

El ajuste más pronunciado lo registró la oficina de la Presidencia, al ser de 88.3%, con respecto al primer cuatrimestre del 2018.

En abril sólo gastó 48.2 millones de pesos, una reducción de 89.2%, con respecto a abril del 2018.

La Secretaría de Salud, uno de los sectores que más ha reclamado recursos al gobierno federal, registró una caída en su gasto de 10.2%, al erogar 38,738 millones de pesos. En abril, su gasto se redujo 2%, a 8,176 millones de pesos.

En contraste, la dependencia que se olvidó de la austeridad y que incrementó su gasto en 363.5% fue la Secretaría de Energía. En el mismo periodo del año pasado gastó 4,020 millones de pesos, y en este, 19,412 millones. En abril erogó 5,144.2 millones de pesos desde 154.9 millones de pesos de un año antes.

IMSS e ISSSTE, menos de lo programado

Los subejercicios también se presentaron en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), lo que ha provocado inconformidad en quienes trabajan o reciben los servicios de dichos organismos públicos.

En el caso del IMSS, donde recientemente se presentó la renuncia del ahora exdirector Germán Martínez, el gasto en los primeros cuatro meses del año fue de 199,666.3 millones de pesos, se tenía programado 223,459 millones de pesos, y no se ejercieron 23,793 millones de pesos.

Con respecto al primer cuatrimestre del 2018, se tuvo un incremento de 4.1%, en términos reales.

En abril, el IMSS ejerció 52,097.7 millones de pesos, 4.9% más que una año atrás.

En el ISSSTE el gasto fue de 127,176.8 millones de pesos, se tenían programados 134,702.5 millones de pesos, un subejercicio de 7,525.7 millones de pesos.

En cuanto al primer cuatrimestre del 2018, el ISSSTE presentó un crecimiento de 6.8 por ciento. En abril, gastó 25,897 millones de pesos, esto es 11% más que un año atrás.

Por su parte, Petróleos Mexicanos reportó un gasto de 132,443.2 millones de pesos, lo que implicó un subejercicio, ya que se tenía programado un gasto de 155,246.2 millones de pesos.

Su gasto en el primer cuatrimestre aumentó 1.9%, respecto del mismo periodo del año anterior. Pero si considera sólo abril, tuvo una reducción anual de 5 por ciento. Por el contrario, la Comisión Federal Electricidad gastó más de lo programado. Ejerció 168,006.1 millones de pesos, esto es 30,309 millones de pesos más. Sin embargo, fue 2.4% menor respecto al primer cuatrimestre del 2018. Si sólo se considera abril, la reducción de su gasto es de 12.7% anual.

Ingresos petroleros cayeron ; aportaron 15% del total

En los primeros cuatro meses del primer año de gobierno de López Obrador, los ingresos que se obtienen de la renta petrolera apenas aportaron 15% de los ingresos totales.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda, los ingresos petroleros aportaron al erario 263,390.8 millones de pesos, una reducción de 21.8%, con respecto al mismo periodo del 2018.

Además, dichos ingresos fueron menores a lo programado. Se aspiraba a obtener recursos por 346,945 millones de pesos, es decir, faltaron 83,554.2 millones de pesos.

Si sólo se considera el mes de abril, los ingresos petroleros mostraron un crecimiento anual de 2.7%, con un total de 491,028.7 millones de pesos.

El titular de Hacienda, Carlos Urzúa, indicó que el desempeño en los ingresos petroleros se debe, principalmente a una menor plataforma de producción y volumen de ventas internas.

Los últimos datos de Petróleos Mexicanos muestran que la exportación de crudo bajó 19%, con respecto a los primeros cuatro meses del 2018, pasando de 1.26 millones de barriles diarios a 1.02 millones de barriles diarios.

Ante dicho panorama, lo que representó un alivio para las finanzas públicas fueron los ingresos que se obtienen por el cobro de impuestos, pues en los primeros cuatro meses del año se recaudaron 1.17 billones de pesos, lo que implicó 4.5% más que el año anterior.

Dichos recursos fueron menores a lo que esperaba obtener el gobierno federal en el primer cuatrimestre del año, ya que contemplaban obtener 1.18 billones de pesos.

Durante abril, los tributarios también presentaron un crecimiento anual de 2.8% y recaudaron 315,504.8 millones de pesos.

El Impuesto sobre la Renta (ISR) dejó a las arcas del gobierno 668,252 millones de pesos, 2.4% más que en enero-abril del 2018; mientras que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) dejó 310,232 millones de pesos, una reducción de 1.8%, con respecto al primer cuatrimestre del 2018.

Si sólo se considera abril, el ISR creció 3.6% anual y el IVA se redujo 6.9 por ciento.

La recaudación que se obtuvo del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) fue un alivio para los ingresos del gobierno, ya que aumentó 30.3%, con lo que aportó a los ingresos presupuestario 155,824.3 millones de pesos, monto mayor a 154,532 millones de pesos que esperaba obtener el gobierno federal para ese periodo.

En abril se obtuvieron ingresos del IEPS a gasolina por 23,068.4 millones de pesos, 35.7% más que en el cuarto mes del 2018.

Logran superávit

En el balance financiero del sector público se presentó un superávit por 38,043 millones de pesos en los primeros cuatro meses del 2019. Si se considera sólo el mes de abril, también registra un superávit de 62,526 millones de pesos.