El jueves pasado, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, declaró que China es el gran campeón de la manipulación monetaria , horas después de que Steven Mnuchin, nuevo Secretario del Tesoro de Estados Unidos, prometiera un enfoque más metódico para analizar las prácticas de Pekín sobre el tipo de cambio.

El secretario del Tesoro declaró en una entrevista a la CNBC que no está en condiciones todavía de emitir un juicio sobre las prácticas cambiarias de China . Dicha respuesta fue enfatizada cuando se le preguntó si el departamento en el que se encuentra tiene la intensión de proyectar y subrayar a China como manipulador de moneda en el futuro inmediato.

Mnuchin objetó que por su parte, seguirá su proceso normal de analizar las prácticas monetarias de los principales socios comerciales de Estados Unidos .

Tenemos un proceso dentro del Tesoro en el que revisamos la manipulación del tipo de cambio en general. Pasaremos por ese proceso. Lo haremos como lo hemos hecho en el pasado , declaró

Enfatizó que el Departamento del Tesoro debe publicar un informe sobre esas prácticas el 15 de abril y el 15 de octubre de cada año, es entonces cuando se guiará con la información apropiada y contundente. Vamos a llegar al mercado, los inversionistas, diferentes personas, pero creo que es un tema muy serio y requiere ser cuidado, así como observado .

Por su parte Geng Shuang, vocero del ministro de Relaciones Exteriores de China dijo en un comunicado, que espera que Estados Unidos pueda ver completa y correctamente, así también pueda apreciar el tema de la tasa de cambio de su moneda .

Aclaró que China no tiene ninguna intención de buscar ventajas en el comercio internacional mediante una devaluación intencional del yuan. Si se le quiere poner la etiqueta de ‘gran campeón’ a China, yo creo que sí, que es un ‘gran campeón’, pero somos los grandes campeones del desarrollo económico .

Una declaración formal de que China o cualquier otro país manipula su moneda exige que el Departamento del Tesoro busque negociaciones para resolver la situación, un proceso que podría llevar a aranceles punitivos sobre los bienes del infractor.