Para el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), el 2019 será un año con mayor incertidumbre que el 2018, pues con la transición del nuevo gobierno, las inversiones se detendrán en espera de que se presente un plan de desarrollo económico.

“El primer año de cada sexenio siempre es de muy bajo crecimiento y aunque no hubiera incertidumbre relacionada al TLCAN o por las elecciones siempre con una nueva administración hay incertidumbre”, dijo Jonathan Heath, vicepresidente del Comité del Indicador IMEF en conferencia de prensa.

Expuso que en el 2013, en el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto se observó que la economía se frenó al igual que la inversión, debido a que se esperaba que la nueva administración se organizara para empezar a ejercer el gasto.

“El sector privado está esperando en que el nuevo gobierno empiece a gastar para que la economía empiece a dar marcha”.

Abundó que si bien, el 2018 presenta escenarios de incertidumbre, al ser el último año del sexenio, se espera que el gobierno empiece a gastar más y a sacar los proyectos de infraestructura que se puedan para tener un mejor avance.

Sin embargo, acotó que de acuerdo a una encuesta que se hace a analistas que conforman el IMEF, no se está percibiendo que en este año se esté gastando como se observó en los últimos años de gobierno de Vicente Fox y Felipe Calderón.

ABATIR INFLACIÓN Y RECUPERAR INVERSIÓN PÚBLICA, RETOS

El economista del IMEF refirió que los principales retos en los que deberá concentrarse el próximo gobierno —independientemente del partido que sea— es lograr que la inflación se reduzca y que se incremente la inversión pública, pues lleva más de ocho años a la baja.

“Si bien la inflación ha reducido, no ha sido a los niveles que se planteaban originalmente. Hace medio año atrás se esperaba que enero de este año se ubicara en 4.5%, pero estamos en un punto arriba y sin considerar el gasolinazo, con lo que sigue siendo bastante elevada”.

Detalló que estarán pendientes de la próxima junta de gobierno del Banco de México para ver si sube o no las tasas de interés, pues de hacerlo tendrá un efecto considerable sobre el consumo.

“El Banxico ha elevado la tasa 12 veces y la Fed seis veces (...) si se suben las tasas en el país, habrá un efecto en la economía, se tendrá un impacto en las decisiones de consumo, ya que los créditos para hipotecas o autos son más caros”.

Con respecto a la inversión pública subrayó que desde hace ocho años se han tenido reducciones en cada año, lo cual significa una menor aportación para el avance del PIB.