El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, consideró que en unos diez años podría darse un cambio en la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI), que tradicionalmente ha sido para representantes europeos.

Sostuvo que su candidatura generó un ánimo importante dentro de los países emergentes, y afirmó que si éstos se organizan mejor en siguientes integraciones, crece la probabilidad de en algún momento dado tirarlos (a los europeos) en ese cargo.

Luego de su candidatura a presidir ese organismo internacional, dijo estar convencido de que los mexicanos podemos aspirar de manera legítima a 'estos puestos, y yo creo que es importante que la comunidad financiera internacional pues vea que México tiene la capacidad de competir en esas ligas y creo que es un mensaje muy importante que dar'.

En entrevista radiofónica, Carstens comentó que la factibilidad crece porque su participación dentro de las instituciones irá cambiando, y uno de los grandes temas es que hoy Europa representa sólo 20% del PIB mundial, cuando al crearse el FMI representaba 40 por ciento.

"Entonces, si uno le suma una mayor coordinación entre países emergentes y una mayor capacidad de voto de países emergentes, pues la realidad es que quizá en los siguientes diez años sí veamos ya un cambio en la dirección deseada, es decir, que esté abierto, pues ahora sí que al mejor elemento para encabezar la institución".

apr