Las empresas de América Latina enfrentan un panorama desafiante para lo que resta del 2016 debido a una serie de factores como el lento crecimiento económico, los deprimidos precios de las materias primas y el riesgo político, dijo el jueves un informe de la calificadora Fitch.

"A lo largo de Latinoamérica, los emisores corporativos enfrentan fuerzas en contra que no se prevé que cedan antes de fin de año", dijo Jay Djemal, director de la agencia.

NOTICIA: AL y el Caribe se contraería por culpa de Argentina, Brasil y Venezuela

"Los únicos puntos positivos son México y Perú, se prevé que ambos países disfruten de un crecimiento del PIB (producto interno bruto) positivo que debería apuntalar a su sector corporativo", agregó.

Fitch dijo que en Argentina, la perspectiva para el crecimiento a corto plazo de los emisores corporativos sigue débil, ya que se espera que la economía se contraiga 0.3% en el 2016, reflejando el efecto de los mayores costos de los servicios públicos, un tipo de cambio más débil y una reducción del estímulo de las políticas oficiales.

NOTICIA: Apetito por emergentes; México, por debajo de banda de confianza

Según la calificadora, los corporativos brasileños continúan enfrentando una crisis de flujo de caja sin una recuperación significativa en el 2016.

La alta incertidumbre política, los bajos precios de las materias primas y las condiciones financieras ajustadas siguen deprimiendo la situación económica y la calidad del crédito.

NOTICIA: Brasil y México, donde más creció la deuda en AL: Moody’s

La agencia dijo que la economía chilena atraviesa un tercer año de actividad lenta en parte debido a menores precios del cobre, inversiones bajas como resultado de reformas estructurales poco claras impulsadas por el gobierno y persistente debilidad de la percepción de los consumidores sobre la economía.

abr