Líderes empresariales reunidos en Davos, Suiza, muestran más confianza respecto a las perspectivas para sus compañías y un optimismo aún mayor en relación al panorama económico en general. No obstante, siguen teniendo una larga lista de preocupaciones.

El sondeo anual PricewaterhouseCoopers (PwC) realizado entre más de 1,300 presidentes ejecutivos refirió que 39% de los encuestados estaba muy confiado de que los ingresos de sus empresas crecerían en el 2014, por encima de 36% del año pasado.

Aunque la tendencia es alentadora, la lectura sigue por debajo de los niveles superiores a 50% registrado en el 2007 y el 2008, lo que subraya el hecho de que el retorno al crecimiento sigue siendo frágil e incierto.

Significativamente, los CEO se mostraron más optimistas a la hora de evaluar los pronósticos macroeconómicos que los de sus propias compañías: 44% cree que la economía global va a mejorar en los próximos 12 meses, contra 18% del año pasado.

La diferencia refleja el hecho de que los temas económicos no son los únicos que pesan sobre las mentes de los ejecutivos, según Dennis Nally, presidente de PwC International, quien exhibió los resultados en la víspera del Foro Económico Mundial que tendrá lugar del 22 al 25 de enero.

Aunque hay un alto grado de optimismo sobre la economía global, todavía hay desafíos bastante grandes para afrontar con la volatilidad de ciertas economías, preocupaciones por la regulación y cambios en la tecnología , sostuvo Nally.