Atenas- La confianza en la economía de Grecia, ahora en su quinto año de recesión, empeoró ligeramente en mayo, en momentos en que el futuro del país sigue siendo incierto de cara a las elecciones del 17 de junio, dijo este jueves el principal instituto económico de la nación.

La Fundación para la Investigación Económica e Industrial (IOBE) dijo que su índice -basado en los indicadores de confianza del consumidor y los índices para las expectativas de negocio en la industria manufacturera, construcción, comercio minorista y servicios- se redujo a 76 puntos de 77.3 registrado en abril, muy por debajo de su nivel promedio de 100 entre 1996 y 2006.

IOBE dijo que continúa pesando la incertidumbre sobre la economía y la implementación de un programa de austeridad que Atenas está llevando a cabo a cambio de un rescate de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya que casi 22% de los griegos está sin trabajo.

"El estancamiento en el proceso de formación de un Gobierno (después de unas elecciones el 6 de mayo) intensificó la incertidumbre", dijo IOBE.

"Como resultado de ello no se registró un aumento en el índice, como ha sido generalmente el caso durante los períodos pre-electorales", agregó.

Las últimas encuestas muestran que los partidos griegos a favor y en contra de un rescate internacional están prácticamente empatados antes de las elecciones parlamentarias del 17 de junio, que pueden decidir el futuro del país en la zona euro.

El descarrilamiento fiscal de Grecia en el 2009, cuando su déficit presupuestario se disparó a 15.6% de la producción nacional, desató su peor momento económico desde la Segunda Guerra Mundial.

Se espera que la economía griega, de 215,000 millones de euros, se contraiga alrededor de 5% este año después de una caída de 6.9% en el 2011.

El centro de estudios dijo que la confianza económica se deterioró mayormente en la manufactura y en la construcción, mientras que la confianza en el comercio minorista y los servicios mejoró ligeramente.

Con niveles récord de desempleo y los salarios golpeados por el aumento de los impuestos, los consumidores griegos siguen siendo los más pesimistas en Europa, dijo el centro de estudios. Tres de cada cinco personas espera que su situación económica empeorará en los próximos 12 meses.

ros