El Banco Mundial (BM) explicó que el menor crecimiento de los países emergentes complica la recuperación del petróleo, cuyos precios pueden hundirse aun más.

El barril llegará en el 2016 a 37 dólares, tras revisarse a la baja una proyección de octubre que auguraba un valor de 51 dólares, detalló el BM, en un informe sobre perspectivas para las materias primas.

Un crecimiento menor al esperado en las principales economías emergentes (...) puede reducir considerablemente los precios de las materias primas, lo que sería un revés para los exportadores y la economía mundial , explicó.

De acuerdo con el reporte del organismo, los precios del llamado oro negro cayeron 47% en el 2015 y se espera que disminuyan, en promedio anual, otro 27% este año. Los valores del crudo se ubicaron a mediados de enero en sus niveles más bajos en 12 años, al cotizarse a menos de 30 dólares el barril, en un mercado dañado por la sobreoferta y la débil demanda.

Los bajos precios del petróleo y las materias primas son propensos a estar con nosotros por algún tiempo , expuso John Baffes, economista senior y autor principal del informe.

El Banco Mundial rebajó hace un par de semanas sus previsiones de crecimiento para los emergentes, que el año pasado se expandieron 3.3%; la menor tasa desde el 2010.

Las economías emergentes han sido las principales impulsoras de la demanda de materias primas desde el año 2000 y por eso su debilitado crecimiento pesa mucho en los precios, precisó el Banco Mundial.

En total, los precios para 37 de los 46 productos básicos monitoreados por el organismo internacional fueron revisados a la baja para el 2016.

Los bajos precios de las materias primas son una espada de doble filo, donde los consumidores de los países importadores se benefician mientras que los productores de los países exportadores netos sufren , acotó Ayhan Kose, director de Promoción y Desarrollo del Banco Mundial.

Se necesita tiempo para que los beneficios de los menores precios de los productos básicos se transformen en un mayor crecimiento económico entre los importadores, pero los exportadores de productos básicos están sintiendo el dolor de inmediato , agregó Kose.

[email protected]