La decisión del Ejecutivo federal de eliminar gradualmente la tenencia vehicular constituye un reto, pues al tiempo que desatará una cadena de reactivación de la economía nacional, obligará a compensar la pérdida de este ingreso a las entidades, opinaron diversos sectores.

Para el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, la determinación es positiva e impactará favorablemente a la industria automotriz, relevante para la recuperación económica del país.

Sin embargo, el presidente nacional del organismo, Gustavo Rodarte de la Serna, advirtió que la medida requiere asegurar que no habrá afectación para las entidades federativas y que éstas reciban la totalidad del impuesto que les corresponde.

Así, debe recalcarse el llamado a la banca comercial para liberar créditos enfocados al sector automotriz.

La Confederación de Cámaras Industriales, sostuvo, a su vez, que sin duda 'favorecerá la venta de vehículos nuevos, uno de los bienes más gravados en el país, por los que se llegaba a pagar un sobreprecio cercano a 25% por el impacto combinado del IVA y la tenencia'.

La Concamin, en un comunicado coincidió que eliminar la tenencia contribuirá a fortalecer el mercado interno, cuyo potencial de crecimiento debe aprovecharse en beneficio de la cadena automotriz, el empleo, el medio ambiente y de los hogares mexicanos.

En tanto, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo de México (Concanaco-Servytur), Jorge Dávila Flores, confió que la medida impulsará las ventas de vehículos, luego de que entre 2008 y 2009 se contrajeron 30%, como ya ocurrió en Querétaro y Coahuila donde fue derogado.

Para el dirigente, la decisión del Ejecutivo federal es 'sensata', responde a las exigencias y necesidades de esa industria.

En este sentido, la consultora Aregional.com alertó sobre el riesgo de que cada estado fije un impuesto similar, que compense la pérdida de recursos por la desaparición de la tenencia federal.

Al abrir la puerta al cobro diferenciado en cada estado, los propietarios bien podrían registrar sus vehículos en aquellos donde el cobro sea menor, aunque su uso se dé en otra entidad, por lo que 'habrá que instrumentar ingeniosos mecanismos para evitar esta práctica viciada'.

/doch