En la Miscelánea Fiscal, aprobada por el Congreso este jueves, se establece que para el 2016 el precio de la gasolina fluctuará en una banda de 3% (hacia arriba o abajo) respecto del nivel de precios que se observa actualmente, confirmó la Secretaría de Hacienda, y aseguró que eso implica que los precios, como máximo, podrían llegar a aumentar por un monto igual a la inflación esperada .

Luego de que expertos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) presentaron un análisis en el que afirman que, con lo aprobado por los legisladores, los precios del combustible podrían aumentar hasta 18%, Hacienda difundió un documento con nueve puntos para aclarar que el precio no subirá más que la inflación del próximo año.

Hacienda afirma que, de acuerdo con el comportamiento histórico observado, se espera con una alta probabilidad que los precios puedan bajar hacia inicios del próximo año .

Y establece que el nuevo esquema del impuesto ayudará a una transición ordenada para la liberalización del mercado de las gasolinas en el 2018, tal y como lo establece la reforma energética.

Las modificaciones permiten garantizar una transición ordenada hacia un mercado liberalizado en el 2018. Durante el 2016 y el 2017, sus precios se determinarán mediante una fórmula que refleje los precios de sus referencias internacionales. Asimismo, el impuesto existente se reformula, pasando de un impuesto variable a un monto fijo que permitirá que las reducciones en los precios internacionales se traduzcan en menores precios a los consumidores .

Asimismo, menciona que para garantizar que la liberación no resulte en variaciones abruptas en los precios, se establece que los precios se moverán dentro de una banda que, para 2016, acota a que los precios puedan bajar o subir en un monto equivalente a la inflación esperada, lo que garantiza que los precios no se incrementarán en términos reales .

Hace unos días, ante las declaraciones de los gasolineros de un nuevo impuesto a las gasolinas, el propio Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos, afirmó que no había tal nuevo impuesto.

Hacienda insistió en que con el esquema vigente, el IEPS de las gasolinas aumenta cuando disminuye el precio del petróleo. Con el esquema aprobado, el IEPS permanece fijo, y cuando el precio del petróleo baje, las gasolinas podrán ser más baratas

Análisis de sus números

Al respecto, Fernando Ramones, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), realizó un análisis en el que calculó los precios de la gasolina basándose en la cuota fija del IEPS, precio de referencia y el tipo de cambio.

Explica que, de acuerdo con la ley del IEPS, la cuota fija se basará en el nivel de octanaje en la gasolina, (unidad que mide la calidad de la gasolina). En primera instancia, se pagará 4.16 pesos por litro de gasolina menor a 92 octanos; y 3.52 pesos por litro de gasolina mayor o igual a 92 octanos.

Al calcular este impuesto con los precios de referencia que son los que se estable en la Costa del Golfo de Estados Unidos y un tipo de cambio de 16.4 pesos por dólar, los precios máximos de las gasolinas para el 2016 serían de 15.97 pesos por litro de gasolina con menos de 92 octanos y 15.37 pesos por litro de gasolina igual o mayor a 92 octanos.

De esta manera, al comparar estos precios con los de las gasolinas en el 2015, que son de 13.57 pesos, se encontró que el precio estimado para el 2016 de gasolinas de menos de 92 octanos es 18% mayor en la Magna, y el precio estimado en el 2016 con 92 octanos o más es 6.9 % mayor en la gasolina Premium.

Impacto en los bolsillos

Ramones, en su análisis, también evidencia el impacto que tendría el incremento de los precios de la gasolina sobre el consumo de las familias mexicanas.

Por ejemplo, con datos del ENIGH, estimó lo siguiente: para las familias que pertenecen al decil X, su gasto anual en gasolinas de menos de 92 octanos en el 2015 será de 21,030 pesos; mientras que para el 2016 aumentará a 24,750 pesos; esto es 17.68% más.

En el caso de las familias del decil I, su gasto anual en gasolinas de menos de 92 octanos en 2015 será de 695.1 pesos y para el 2016 de 818.16 pesos; es decir, un alza de 17.7 por ciento.

Difícil que precios bajen

En otro escenario, Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, explicó que en México cinco de cada 10 litros son importados. Entonces, esos cinco litros son por los que se espera obtener una recaudación fija con un precio aparentemente bajo.

Si un empresario privado importa gasolina Premium a 8 pesos el litro, al aplicar una tasa fija de IEPS de 4.16 el litro, entonces el costo sería de 12.16, aunque falta sumar los costos de transporte y distribución y el precio resultaría casi igual a como está ahora, detalló.

Difícilmente el precio de la gasolina va a bajar en el 2016 como lo aseguraba el gobierno federal, porque entre el precio de importación y el IEPS fijo tendrás un precio similar al que se tiene ahora .

Aclaró que sólo si los precios del petróleo bajaran al igual que la gasolina en Estados Unidos que es de donde México importa sí podrían existir precios bajos. Si importo a un precio de 6 pesos y la tasa de IEPS es de 4.16, se pagará 10.16 pesos por litro. Sí es más barata, pero siempre y cuando el precio de la gasolina importada permanezca a la baja .

Por qué nos engañan

La senadora perredista Dolores Padierna expuso que para el 2016, con las medidas que propuso el gobierno federal, el precio de las gasolinas sí se incrementará, por lo que criticó que el gobierno difunda la idea de que los precios van a bajar.

¿Por qué nos engañan? Aunque tenga su banda de precios de un mínimo y un máximo con base en el índice de inflación, la gasolina ya subirá (...) el gobierno sólo fija las tarifas con fines recaudatorios y no como servicios para la población .

Aseguró que sucede lo mismo con las tarifas eléctricas, pues a pesar de que los precios del petróleo están a la baja, sólo algunos sectores son los beneficiados,refirió que para el agrícola y el servicios las tarifas eléctricas crecen 11.2 y 5.9%, respectivamente; mientras que en los hogares de las familias se observó una baja de 0.5 por ciento.

En Cámara Baja ?se atrincheran

Hace unos minutos, Poncio Pilatos Estefan vino aquí a decir que (la baja de 50%) en el IEPS a refrescos no la propuso el PRI , se mofó desde la tribuna el panista Román Francisco Cortés Lugo.

Y es que el diputado federal priísta Jorge Estefan Chidiac se había deslindado frente a la asamblea de la baja de 50 centavos al impuesto a los refrescos, originalmente aprobaba por la Cámara de Diputados y que el Senado, finalmente priista, echó abajo.

En el tema de las bebidas endulzantes saborizadas, reiterar públicamente aquí lo que hemos dicho en diferentes círculos y medios: no provino del grupo parlamentario del PRI, provino de otro grupo parlamentario, pero no fue propuesta del PRI, por lo cual celebramos que la colegisladora haya rectificado sobre este asunto (...) Que quede clara la posición de nuestro grupo parlamentario , expresó el priista, sin atreverse a mencionar que fue el PAN el responsable de promover la quita que no pasó.

El priista había dejado pasar la oportunidad de ser claro, y así le fue con la respuesta del panista.

Quiero que me digan si, con la mayoría absoluta en este Congreso y con la mayoría en la comisión, votaron o no votaron el IEPS para los refrescos. Votaron o no votaron. Como siempre, una mentira más para el pueblo de México; una mentira más para lavarse las manos. Esta reforma fiscal que está enmudeciendo al país, esta reforma tóxica que nos va a consumir, y los mexicanos lo van a pagar ahorita y en las próximas generaciones , se siguió de largo Cortés Lugo en su perorata al enfrentar a los del partido tricolor.

Vidal Llerenas Morales (Morena) recordó que su partido fue el único que votó en contra de la Ley de Ingresos 2016.

Nosotros siempre hemos tenido claridad, en términos de que estos dictámenes ratifican una reforma fiscal que no ha generado crecimiento, que no ha generado desarrollo y significa finanzas públicas en riesgo para el país. Por eso hemos sido contundentes y por eso tenemos la autoridad de decir que esta Ley de Ingresos que hoy se aprueba es un peligro para México, es un peligro para los mexicanos .

Tan tenían razón los diputados de Morena de que había la posibilidad de que se incrementaran los impuestos a las gasolinas el próximo año, machacó, que el Senado de la República tuvo que cambiar la redacción original de la minuta.

Entonces, no mintamos a los mexicanos. Lo que hoy tenemos es una economía que depende menos del petróleo, pero más de las gasolinas. Una economía que no es petrolizada, pero sí es gasolinizada .

Al final, la bancada del PAN, junto con todas las demás, a excepción de la de Morena, votó a favor de los cambios que con énfasis impugnó en tribuna. (Con información de Rolando Ramos)

[email protected]