De enero a septiembre, el gasto presupuestario del sector público presentó un crecimiento de 3.9%, respecto del mismo periodo pero del 2014, con un total de 3 billones 498,709 millones de pesos.

De acuerdo con el reporte del tercer trimestre de finanzas y deuda pública, este gasto acumulado resultó ser el más bajo desde que inició el año, lo cual proyecta el intento del gobierno federal de gastar lo menos posible ante una menor captación de ingresos petroleros.

El gasto programable que se encarga de los recursos que reciben las dependencias del gobierno federal se incrementó 2.4% a 2 billones 733,753 millones de pesos; no obstante, es el crecimiento acumulado más bajo de todo el año. En enero este gasto tuvo un crecimiento de 23.5%, respecto del mismo mes del año anterior.

Las 25 dependencias que conforman los ramos administrativos registraron un gasto total de 883,506 millones de pesos, un crecimiento anual de 2.9%; es decir, también representó su menor crecimiento en el año. En enero, el gasto de este ramo tuvo un incremento de 58.1%, año contra año.

De todas las dependencias, sólo seis redujeron sus gastos. La que más lo disminuyó fue la Secretaría de Economía, en 27.3% respecto del año anterior, con un total de 12,586 millones de pesos; Sagarpa redujo su gasto 7.1%; es decir, en 69,948 millones de pesos.

En contraste, las dependencias que más lo incrementaron fueron la Comisión Nacional de Hidrocarburos, con 130.6% respecto del periodo enero-septiembre del 2014, y la Secretaría de Energíaen 105% con un total de 16,759 millones de pesos.

Con respecto a los ramos generales, el Ramo 23 que representa a Provisiones salariales y económicas presentó el mayor crecimiento, con 25.3%, registrando un gasto total de 141,143 millones de pesos.

En tanto, el Ramo 28, donde están las aportaciones federales para entidades federativas y municipios, registró un descenso de 1.5% respecto del año anterior.

Las entidades productivas del Estado, Pemex y CFE, registraron disminuciones en su gasto; la petrolera tuvo una reducción de 2.3% y erogó 403,524 millones de pesos; mientras que la CFE tuvo un descenso de 2.8%, registrando un gasto de 218,704 millones de pesos.

Gastan más en servicios personales

Con respecto al gasto corriente que se encarga de administrar gran parte de los servicios de la burocracia, en los primeros nueve meses del año se presentó un incremento de 7.5% con un total de 364,039 millones de pesos; dicho monto significó el menor crecimiento del año, pues en enero fue de 41 por ciento.

De este gasto se derivan los servicios personales; es decir, el monto que destina el gobierno en seguridad social, nóminas, remuneraciones económicas, prestaciones sociales y económicas, registró un monto de 201,661 millones de pesos, lo que significó 6.1% más que en el 2014.

En el caso del rubro que está clasificado como servicios generales, que se refiere principalmente a gastos de viáticos, comunicación social y publicidad, se observó un incremento real anual de 11.2 por ciento.