El crédito bancario en América Latina se desaceleró en términos reales en el 2012, cuando las tasas de crecimiento crediticio de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú bajaron de 15.2% interanual en diciembre del 2011, a 13% interanual en junio del 2012, y a 9.4% interanual en noviembre del 2012, aseguró el área de Análisis de Bank of America (BofA).

En el 2013, se prevé que el crédito bancario al sector privado siga creciendo cercano a su actual 10% interanual en términos reales, pues anticipamos algo de aceleración en Brasil, algo de desaceleración en Chile y una desaceleración de México en la primera mitad del año , aseguró Marcos Buscaglia, director de economía y estrategias de renta fija para América Latina de BofA.

Si se analiza sólo a los países con meta inflacionaria -Brasil, Chile, Colombia, México y Perú-, las tasas promedio de crecimiento crediticio cayeron 310 puntos base durante el 2012, registrando un crecimiento interanual de 10.7%, la mayor parte del cual tuvo lugar durante la segunda mitad de ese año.

Para BofA, son dos factores que serán determinantes en la desaceleración del crédito en la región en el 2013, la implementación de Basilea III en algunos países y la evolución de la cartera vencida de las instituciones en algunos segmentos de la cartera donde el crédito al consumo ha sido fuerte.

No obstante, el estudio señala que los bancos en la región tendrán un ajuste por Basilea III, pero en lo general no deberían pasar ningún problema para implementar la normatividad, como es el caso de México, el cual ya las aplica a partir de este año.

En México, permanecemos muy optimistas en cuanto a la tendencia del crecimiento del crédito bancario. México sigue siendo una economía con baja penetración de la banca; particularmente, si se toma en cuenta la impresionante estabilidad macroeconómica alcanzada en años recientes.

Aún percibimos potencial de crecimiento en el crédito al consumo, particularmente, en el subsector de las tarjetas de crédito , dijo Buscaglia.

BofA indicó que el Pacto por México busca reformar el marco legal para lograr que los bancos comerciales presten más y en términos más accesibles; incluirá una revisión a las garantías requeridas para un crédito y reducción del costo de los servicios financieros. Dicha reforma será presentada en la primera mitad del presente año y está programada para ser implementada en el segundo semestre.

A pesar del optimismo, somos más cautelosos en cuanto al ciclo, ya que prevemos que la economía mexicana se desacelere en la primera mitad del 2013, junto con la de Estados Unidos. Consideramos que el crédito será procíclico, desacelerando en la primera mitad del 2013, pero repuntando para fin de año, a la vez que la actividad vuelve a tomar impulso expuso el especialista.

ehuerfano@eleconomista.com.mx