Analistas del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) consideran que la pronunciada caída en los precios del petróleo y la volatilidad cambiaria son dos factores desfavorables que ubicarán este año al crecimiento económico de México en una tasa de 2.15 por ciento.

Federico Rubli Kaiser, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, aseguró que ante un entorno internacional de presiones en los mercados -motivado principalmente por la caída en el precio internacional del petróleo-, la economía mexicana crecerá entre 2.1 y 2.2 por ciento.

En la actualidad México vive momentos difíciles -coyunturales- que recortan las estimaciones de crecimiento, pero se debe ir más allá de la coyuntura. Los beneficios de las reformas estructurales son un aliciente para darle impulso, en el 2015, al crecimiento de la economía , sostuvo el titular.

En conferencia de prensa, Rubli Kaiser alertó que de continuar la caída abrupta en los precios internacionales del petróleo, entre ellos la mezcla mexicana de exportación, el gobierno se verá forzado a realizar un ajuste drástico en su gasto.

Incluso consideró que el gobierno federal tendría que verse obligado a incrementar su plataforma de producción petrolera, que a la fecha es de 2.4 millones de barriles diarios. Por lo que las coberturas contratadas para el 2015 no serían suficientes, aseguró.

Los analistas del IMEF consideraron que el precio internacional del petróleo seguirá disminuyendo en las próximas semanas; no obstante, esperan una gradual recuperación del precio después de la segunda mitad del 2015.

La recuperación no será espectacular, y difícilmente se recuperarán los niveles del precio promedio observado antes del inicio del actual ciclo de disminución, por lo que el gobierno debe hacer ajustes , precisó.

Reformas impulsarán crecimiento en el 2015

Daniel Calleja, presidente nacional del IMEF, consideró que durante el 2015 el país comenzará a percibir los beneficios de las reformas estructurales, en particular de la energética y la de telecomunicaciones; ello será, indicó, un aliciente para el crecimiento .

Tomando en cuenta todo lo anterior, el IMEF adelantó una expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2015 de 3.5%, inferior al estimado de 3.7% que dieron a conocer en noviembre; con ello realizan su primer ajuste a su proyección de crecimiento antes de que finalice el año.

A pesar del entorno internacional que continuará sujeto a ciertas incertidumbres, el 2015 puede ser un año para que México pueda atraer mayores oportunidades de inversión, y la actividad económica (podría alcanzar) un crecimiento mínimo de 3.5% , refirió Calleja.

Los ejecutivos de finanzas mencionaron que estarán atentos a la evolución de la economía durante los primeros meses del año, para que, en su caso, revisen a la alza su expectativa de crecimiento del PIB nacional.

Finalmente, Calleja adelantó que el siguiente año la inflación alcanzará 3.5%, superior a 3.0% que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público había establecido en los Criterios Generales de Política Económica del 2015.

En torno a las perspectivas económicas para el año entrante, detalló, se espera una apertura de 683,000 empleos formales registrados ante el IMSS, y un tipo de cambio promedio de 13.70 pesos por dólar.