El tipo de cambio peso-dólar mostraría menores presiones alcistas en los siguientes días, con el pronóstico de alcanzar cotizaciones cercanas a los 20 pesos por dólar, tras la decisión del Banco de México (Banxico) de hacer más restrictiva su política monetaria.

La paridad peso-dólar hacia el cierre de las operaciones de este jueves concluyó en una cotización de 20.3845 pesos en operaciones interbancarias, con respecto al cierre anterior de 20.3800 pesos, lo que implicó una depreciación de 0.02%, aunque durante la jornada alcanzó máximos de 20.68 pesos.

El instituto central optó por subir nuevamente su tasa de interés de referencia en 50 puntos base para llevarla a niveles de 5.75 por ciento.

La directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, indicó que el peso mexicano mostró relajamiento en sus cotizaciones al ubicarlo por debajo de los 20.50 pesos, luego de que Banxico optará por endurecer más la política monetaria interna.

Sin embargo, la especialista se vio sorprendida por el incremento de 50 puntos base en la tasa de referencia de Banxico, pues esperaba solamente un avance de 0.25 puntos porcentuales.

La decisión del banco central de aumento de esa magnitud está enfocada principalmente en contrarrestar las presiones inflacionarias, provenientes de la depreciación de la moneda nacional , dijo Gabriela Siller Pagaza.

Agregó que también lo hizo para reducir los efectos de las presiones provenientes de incrementos anunciados para el salario mínimo a partir del 2017 y la liberalización gradual de los precios de las gasolinas.

Anticipó que el tipo de cambio peso-dólar difícilmente observaría niveles de 19.50 pesos, derivado de que existen varios acontecimientos que no le permitirían revaluarse aún más, como la espera las políticas públicas que emplearía el gobierno de Trump.

Por su parte, James Salazar, analista económico senior de CIBanco, comentó que con el aumento en la tasa de interés de Banxico, el peso mexicano a lo mucho bajaría a niveles de 20.20 pesos, debido a la inquietud que todavía existe entre los inversionistas por la entrada del nuevo del nuevo gobierno de Estados Unidos.

El experto mencionó que la apreciación de la moneda nacional será coyuntural, es decir durará unos días, por lo que a partir de la próxima semana podría regresar a niveles de 20.50 pesos, por la menor presencia de liquidez en el mercado.

En la última encuesta que el Banco de México realiza a especialistas del sector privado, éstos estiman que el tipo de cambio cerraría el 2016 sobre 20.78 pesos por dólar.