El Banco Popular de China (BPC) decidió mantener las tasas de interés pese al sorpresivo recorte del martes de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), aunque algunos analistas creen que las bajará pronto para estimular la economía ante la crisis del coronavirus.

En un breve comunicado, la institución aseguró que “la liquidez total en el sistema bancario está en un nivel razonable y suficiente”, al tiempo que anunció que no efectuaría ninguna inyección.

Las últimas operaciones del BPC para ampliar la liquidez en el sistema financiero datan del pasado 17 de febrero, cuando inyectó 28,851 millones de dólares, mediante servicios de préstamos a medio plazo (MLF) a una tasa de 3.15%, lo que supuso una rebaja de 10 puntos base.

En este tipo de anuncios es donde el banco central hace públicas las variaciones de las tasas de los MLF y de los acuerdos de recompra inversa, una de sus principales herramientas de inyección de liquidez a corto plazo, cuya última actualización —de principios de febrero— deja los intereses en 2.4% para las operaciones a siete días.

La Fed anunció el martes un recorte de medio punto en las tasas de interés hasta dejarlas en el rango de entre 1 y 1.25%, algo no visto desde la crisis financiera del 2008.

A menos que siga los pasos de la Fed, habrá que esperar hasta el próximo 20 de marzo para conocer la actualización de la tasa referencial para créditos, que en febrero bajó de 4.15 a 4.05% para tratar de aliviar el endeudamiento corporativo y apuntalar la economía ante el impacto del Covid-19.

La economista en jefe del banco francés Natixis para Asia-Pacífico, Alicia García Herrero, opinó que los recortes de febrero son “un buen inicio” y aseguró que espera que, a corto plazo, China rebaje las tasas de interés en “al menos 50 puntos base”.

El presidente del Foro de Economistas jefe de China, Lian Ping, explicó que, aunque “la reducción de las tasas de interés es una tendencia” y que la economía china está “bajo presión” por la epidemia, los “métodos y tiempos” de ambas potencias son diferentes: “No se trata de sincronizarnos con Estados Unidos”.

El director del foro —institución afiliada al Ejecutivo—, Lu Zhengwei, añade que los mercados financieros “están estables y no hay necesidad urgente de reducir las tasas de interés”.