Ante un escenario en donde se registrará un descenso agudo en los precios del petróleo en el primer semestre del 2016, y por ende las finanzas públicas del país percibirán menores ingresos, especialistas advierten que los contribuyentes se enfrentarán, nuevamente, a un fisco más agresivo.

Leticia Hervert, presidenta del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), aseguró que desde el primer minuto del 2016 los contribuyentes mexicanos se enfrentarán a un Big Brother fiscal; el objetivo es seguir recaudando más para compensar la caída de los ingresos petroleros.

Será un año, francamente, donde la autoridad estará al pendiente del cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes. La implementación de la tecnología en todos los procesos sin duda será una herramienta a su favor , dijo.

Especialistas consultados consideran que la entrada en vigor (gradual) de la contabilidad electrónica para toda la base de contribuyentes (5 millones de causantes), y ya no para unos cuantos, será la principal herramienta con la que contará el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para fiscalizar los ingresos de los pagadores de impuestos.

En este sentido, el SAT contará con el apoyo de terceros para recibir la información de los contribuyentes por medio de aplicaciones digitales. Además, quien no cumpla con el envío de la e-contabilidad se hará acreedor a una multa que va de 5,000 a 20,000 pesos, dependiendo la reincidencia.

Para Hervert lo preocupante en el tema de la contabilidad electrónica y de los prestadores de servicios digitales es la seguridad con que se manejará toda la información, ya que los contribuyentes pueden ser susceptibles de fraudes.

Son aspectos que aún escapan del conocimiento de la autoridad; falta mayor control en esta materia. Para muestra es el fraude que se registró por devoluciones de 9 millones de pesos por rembolsos indebidos en la declaración anual del 2014 , argumentó.

A pesar de que las finanzas públicas contarán con coberturas petroleras para el 2016, que aseguran un precio de 49 dólares por barril, la realidad es que persistirá una caída en los ingresos provenientes de dicho hidrocarburo, situación que no amenaza al gobierno pero sí pone a temblar a los contribuyentes.

¿De dónde saldrá más dinero? La respuesta es sencilla, pues el SAT logró ampliar la base de contribuyentes; además, en este año el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) comenzará a pagar 10% de ISR generando ingresos adicionales por 2,500 millones de pesos , comentó Hervert.

Muchos de los contribuyentes inscritos en el RIF no pagaban impuestos, algunos estaban en la informalidad y poco a poco se ha logrado persuadirlos para que contribuyan con la economía nacional; ya los tienen detectados y habrá una mayor fiscalización en este sector.

Incrementarán ?los requerimientos

Otra herramienta que utilizará el SAT para recaudar más impuestos en el 2016, o por lo menos mantener la recaudación tributaria en máximos históricos, será el enviarles a los contribuyentes más requerimientos para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Todo será de forma digital con ayuda del Buzón Tributario. Las más de 10,000 auditorías electrónicas que se realizarán en el primer trimestre del 2016 también son una herramienta de recaudación y fiscalización , opinó Enrique Velderrain, socio de la firma fiscal Velderrain, Sáenz y Asociados.

Los analistas comparten la idea de que habrá una excesiva fiscalización en el tema de cumplimiento; los correos electrónicos serán la herramienta que utilizará la autoridad para enviarles los requerimientos a los contribuyentes, y a ello se le suman las multas por no cumplir con las obligaciones fiscales previstas en la ley.

Discrepancia fiscal se ?suma a las herramientas

En el país, los contribuyentes no pueden esconder los ingresos no declarados en sus cuentas bancarias, la discrepancia fiscal se suma a la lista de herramientas con las que contará el fisco para recaudar más impuestos, aseguró Velderrain.

La discrepancia fiscal es aquella diferencia que pueda existir entre los ingresos declarados de los contribuyentes y los egresos reales que se ejecuten durante el periodo del ejercicio fiscal en curso. Los bancos le entregan toda la información al fisco de las cuentas de los contribuyentes.

El gremio de la contaduría pública del país aseguró que en el 2016 apoyarán a la autoridad fiscal y a los contribuyentes en el correcto cumplimiento de sus obligaciones fiscales para apoyar la meta de recaudación. El SAT ya cuenta con toda la información de los contribuyentes y, en caso de no tenerla, de alguna manera la va a obtener .

[email protected]