El Gobierno británico rechazó que pueda verse obligado a pagar 50,000 millones de libras (alrededor de 59,500 millones de euros) a la Unión Europea (UE) tras el Brexit por deudas ya adquiridas con el bloque, una cifra puesta sobre la mesa por los negociadores de Bruselas.

Las negociaciones no han empezado, así que esa cifra no existe , afirmó un portavoz de la primera ministra del Reino Unido, la conservadora Theresa May. Ése es uno de los diversos asuntos con los que tendremos que lidiar , reconoció ese portavoz a medios británicos.

Por su parte, Michel Barnier, responsable europeo de negociar el proceso para la retirada británica de la UE, calcula que Londres tendrá que pagar alrededor de 50,000 millones de libras por retirarse de la UE, lo que incluye la parte que debe aportar en materia de obligaciones de pensiones, garantías de préstamos y el gasto en proyectos basados en el Reino Unido.

Desconexión

La primera ministra británica espera activar antes de abril el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que da inicio a un periodo de dos años en el que Londres y Bruselas deberán negociar los términos de la desconexión.

El embajador británico en la UE, Ivan Rogers, ha advertido, sin embargo, de que un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea podría tardar hasta 10 años en gestarse e incluso podría fracasar. El Ejecutivo enfatizó que ve posible completar tanto el acuerdo de divorcio como un nuevo marco comercial en el plazo de dos años.

No creo que tardemos tanto tiempo. En este proceso habrá dos etapas. En primer lugar, negociaremos un acuerdo para nuestra salida de la Unión Europea , indicó a la BBC el ministro de Economía, Philip Hammond.

Una vez que hayamos empezado ese proceso, en paralelo, comenzaremos a negociar nuevos arreglos con nuestros antiguos socios de la UE para poder continuar comerciando y trabajando junto a ellos , afirmó.