El gobierno no está condicionando a los empresarios para que desistan de los amparos en contra de la reforma hacendaria para firmar el Pacto de Estabilidad de Certidumbre Fiscal, afirmó el jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez. Lo que están ofreciendo es sólo sus inversiones, afirmó el funcionario.

En entrevista, luego de la presentación del esquema de autofacturación para apoyar a los recolectores de basura como parte de la industria del reciclaje a cumplir sus obligaciones fiscales, dijo que esa acción no tiene nada que ver con el anuncio del pacto del que todavía no hay una fecha precisa.

El funcionario negó que exista algún tipo de presión para conseguir que formen parte de esta alianza entre el gobierno y la Iniciativa Privada (IP) que anunció el Secretario de Hacienda en enero en el marco del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

No. En ningún momento. Somos respetuosos de que cada quien ejerza sus garantías individuales y afortunadamente las instancias en nuestro país son las que resuelven, y en este caso la Suprema Corte de Justicia, cualquier diferencia que tenga respecto de la constitucionalidad de algún precepto de ley o de la propia ley , respondió a la pregunta sobre la condicionalidad de retirar los amparos.

Respecto de lo que se le estaría ofreciendo (al SAT) por parte del sector empresarial a cambio del compromiso del gobierno como suele pasar en los pactos, Aristóteles Núñez, afirmó que sólo se está promoviendo un acuerdo de certidumbre fiscal para los tres siguientes años. Es decir, matizó, que el Ejecutivo federal ya no enviará reformas que afecten la base fiscal o tasas de impuestos, pero nada a cambio y menos el derecho a desistir de ese recurso que tienen los contribuyentes. Los empresarios están esperando la estabilidad -precisamente fiscal- con el ánimo de tener certidumbre en sus inversiones y eso es lo que nosotros estamos ofreciendo y ¿qué quieren ellos ofrecer? Sus inversiones .

Sobre la tardanza del anuncio, Núñez matizó que no tiene nada que ver con el tema de los amparos, ya que el Secretario de Hacienda dijo que sería en febrero y el mes aún no ha terminado.

Se le preguntó si en general hay una cacería de brujas, a lo que respondió: Con quien sí quiere cumplir, todas las facilidades. Con quien no quiere cumplir, ejercemos todas las facultades .

De acuerdo con los tiempos legales, la fecha para presentar los amparos de leyes fiscales que fueron aprobadas el año pasado vence este 14 de febrero.

Ayer, en Baja California, el sector privado interpuso ante un juzgado el amparo colectivo más grande en la historia de México, que incluye a casi 60,000 inconformes con el IVA en fronteras.