A fin de reflejar los nuevos patrones de consumo de las familias mexicanas, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) actualizará el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), mediante el cual se mide la inflación, y lo empezará a publicar en septiembre próximo.

El nuevo presidente del Inegi, Julio Alfonso Santaella Castell, explicó que estos ajustes al INPC incluyen la actualización de la canasta de bienes y servicios que lo integran, así como del año base a partir del cual se efectúan las comparaciones del cambio en los precios.

Informó que en la actualidad la canasta del INPC está compuesta por 283 genéricos que incluyen cotizaciones de 17,000 establecimientos, y lo que se busca es que tenga una mayor representatividad geográfica y sectorial.

En su primera rueda de prensa como titular del organismo responsable de generar la información estadística y geográfica del país, Santaella Castell refirió que el año base actual del INPC es el 2010 y se actualizará al 2016.

No es trivial, ha habido cambios importantes en los patrones de consumo como en el caso de las telecomunicaciones, dispositivos telefónicos y demás, y son distintos los servicios que se están utilizando ahora a los de hace cinco años; los precios (tarifas) se han modificado y tenemos que tener cuidado con eso , añadió.

Explicó que el Inegi está haciendo revisiones metodológicas para incluir la información que refleje el nuevo patrón de consumo de las familias mexicanas, para lo cual utilizará principalmente los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gasto de los Hogares (ENIGH), levantada en los últimos tres años.

Descartó que esta nueva medición del INPC impacte la tendencia que ha registrado la inflación general, que al cierre del 2015 se ubicó en un nivel mínimo histórico de 2.13%, pues se buscará que los resultados se encadenen .

El presidente del instituto nacional de estadística informó que otro de los proyectos que llevará a cabo el organismo este año es el nuevo levantamiento de la ENIGH, la cual servirá para la medición de la pobreza en México y contará con información adicional que permitirá evaluar la movilidad social.

También levantará el Censo Agropecuario, a 10 años de su última edición; realizará un estudio para identificar la visita a museos; sobre la movilidad en transporte de los habitantes de la Ciudad de México, y la medición del impacto regulatorio en las empresas mexicanas.

Todo ello con el objetivo de contribuir la acertada formulación de políticas públicas , agregó Santaella Castell, quien desde el 1 de enero sustituyó a Eduardo Sojo Garza-Aldape en la presidencia del Inegi.