De los cuatro pilares de la recaudación de impuestos en América Latina, el IVA es el que tiene más futuro, mientras que el ISR debe adaptarse a los cambios, según planteó el economista fiscal principal del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Alberto Barreix.

En el seminario internacional sobre la modernización de las administraciones tributarias, organizado por el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, expuso que los ingresos fiscales en los países de la OCDE (excluyendo a Chile, México, Estonia, Israel, Eslovenia y República Checa) representan 34.9% del PIB, en tanto que en América Latina 22.7% y en el resto del mundo 30.1 por ciento.

La captación de recursos por medio del IVA es de 6.5% del PIB en la OCDE; en América Latina, de 6.3%, y el resto del mundo, de 6.5 por ciento.

El ISR equivale a 12.2% del PIB en la OCDE; 4.6% en la región y 8.9% en el resto del mundo. Sin embargo, indicó que el IVA tiene más futuro, ya que la recaudación potencial es muy alta en la mayoría de los países de América Latina.

Lo anterior debido a que presentan una eficiencia de sólo 58% en promedio en el gravamen al valor agregado.

México se encuentra en la parte baja de dicha eficiencia con 34% junto con República Dominicana con 30 por ciento. Ecuador está en la parte alta con 75% seguido de Panamá con 70% y Chile con 68 por ciento.

TRIBUTACIÓN DE COMBUSTIBLES

Por otro lado, el especialista del BID consideró que los países de la región deben apoyarse de los tratados internacionales para desarrollar en paralelo una tributación internacional para poder atender solicitudes de la OCDE y Estados Unidos, sin afectar la competitividad.

También se tendría que plantear una tributación de combustibles con el objetivo de contar con una determinación óptima que considere la externalidad, es decir, factores como el tráfico, la polución y accidentes, así como el mantenimiento del sistema vial.

En ese contexto comentó que el BID inició un estudio regional con el Fondo Monetario Internacional que próximamente se dará a conocer.

Asimismo, se debe considerar una visión de un transporte de carga y de pasajeros eficiente y sostenible. En cuanto a impuestos a la propiedad de inmuebles y vehículos, advirtió que sin una recaudación adecuada que se multiplique por dos con respecto a la actual, no cabe la descentralización.

Se necesita que en una reforma fiscal integral se incluya el tema del catastro de inmuebles y registro de la propiedad.

La aspiración sería, manifestó, recaudar con eficacia las cargas de transmisión y tenencia de estos bienes. El economista principal de CAF, Fernando Álvarez, afirmó que existe un bajo esfuerzo tributario en Latinoamérica. A pesar de la mejoría en los últimos años, la recaudación luce todavía reducida y sesgada hacia los impuestos indirectos, aseveró.

[email protected]