Organismos Internacionales advierten que la corrupción es un lastre que afecta al país y que impide apuntalar un mayor crecimiento económico, y para erradicar esta problemática el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) impulsará durante este año un comité anticorrupción.

En entrevista con El Economista, Nelly Molina, presidenta nacional del IMEF, adelantó que durante el 2015, el organismo a su cargo buscará enfocarse en asuntos como fortalecer dos nuevos comités de reciente creación -además de los 14 ya existentes- que tienen como objetivo abatir la corrupción, impulsar el Estado de Derecho y fortalecer el sector energético.

En esta misma semana, el economista principal para América Latina de la Aseguradora Coface, Patricia Krause, advirtió que el potencial de crecimiento que tiene México, producto de las reformas estructurales, se acota por la corrupción y el bajo Estado de Derecho.

Ante ello, Molina aseveró: El Estado de Derecho y la corrupción son un problema que impacta negativamente a las empresas del país. El comité anticorrupción es de reciente creación y estamos pensando en avanzar en el tema de conflicto de intereses .

Además, durante su mandato Molina aseguró que no quitarán el dedo del renglón para mejorar el esquema tributario del país; dijo que la reforma fiscal ha generado el cierre de empresas, además de pérdidas de inversión y empleo.

El IMEF lo componen 1,500 socios a nivel nacional con 19 grupos en el país. Uno de los objetivos de Molina es promover los trabajos y participar más activamente con el gobierno para impulsar un mayor crecimiento económico.

¿Cuáles son los objetivos del IMEF para el 2015?

En este año algo que nos importa mucho es fortalecer el Estado de Derecho en México, además de abatir la corrupción. Esos dos puntos serán la línea eje para IMEF en el 2015.

Nos preocupa tanto que se conformó un comité especializado integrado por socios y especialistas para proponer y diseñar protocolos, no sólo para la Iniciativa Privada, también para el sector público. El objetivo es vigilar que se atiendan las mejores prácticas que pueden existir en este tema.

El Estado de Derecho y la corrupción son un problema que impacta negativamente a las empresas del país. El comité anticorrupción es de reciente creación y su primer sesión fue en enero; estamos pensando en avanzar en el tema de conflicto de intereses.

Si bien en el Congreso existe la iniciativa de conformar el Sistema Nacional Anticorrupción, hay que ir más allá y acelerar el paso por el Congreso, ya que se tiene que legislar en temas de conflictos de interés. El comité está conformado por 10 personas especialistas en la materia, socios IMEF que tienen en su práctica diaria los temas de anticorrupción y lavado de dinero.

Son temas que están ahí y el IMEF puede contribuir a proponer buenas prácticas, a monitorear, a vigilar cómo salga el Sistema Nacional Anticorrupción, que contenga los elementos fundamentales para asegurar que esa práctica se erradique en México, ésa es nuestra función.

Asimismo, el Comité de Energía se crea bajo un escenario de oportunidad impulsado por la reforma energética con campos de desarrollo para la Iniciativa Privada, vías en las que nunca se había podido participar. Por ello es necesario que las empresas tengan un foro de discusión para las licitaciones y otros mercados.

¿El IMEF luchará para modificar el esquema tributario?

Claro que sí, estamos pensando acudir con las autoridades. Hemos tocado la puerta, somos muy insistentes y ahí nos mantendremos para impulsar ajustes que todavía faltan en la reforma hacendaria.

Debemos reconocer que hay puntos de la reforma que inhiben la inversión y la confianza de los empresarios. Son ajustes que si bien se ha dicho que no habrá cambios en materia tributaria se deben realizar para incentivar el crecimiento económico, la inversión y el empleo.

Ante la caída del precio del crudo, ¿coincide en que el problema de las finanzas públicas se dará en el 2016?

Sin duda, el 2016 es un reto porque aún no se cuenta con la cobertura para blindar los ingresos. Se tendrá que pensar en otras medidas, como el ajuste al gasto. Éste es un tema delicado y se tendrá que pensar bien en qué áreas es más factible realizar un recorte sin entorpecer los proyectos de crecimiento, inversión y empleo.

Nos parece que no hay visibilidad en qué hará el gobierno, y es un tema que a todos los mexicanos nos interesa. Los sectores que no se deben tocar son en aquellos en donde se estimule la inversión. A través de la inversión en México se dará la creación de empleos y se mantendrá la expectativa de crecimiento. Si ocurre un recorte a la inversión, será algo preocupante.

karla.gomez@eleconomista.mx