Conceder la autonomía a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), como proponen expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, generaría algún tipo de interferencia política de parte del Congreso, según autoridades financieras del país.

Las autoridades de México están preocupadas de que al implementar los cambios legales para conceder la autonomía de la CNBV pueda ocurrir algún tipo de interferencia política del Congreso , expusieron.

Al interior del reporte quinquenal titulado Programa de Evaluación del Sector Financiero de México (PESF por su sigla en inglés), el FMI y el Banco Mundial refirieron la respuesta de las autoridades mexicanas a las recomendaciones hechas por expertos de ambos organismos.

Acerca de la sugerencia de fijar un periodo para ocupar la Presidencia de la Comisión y determinar claramente bajo qué circunstancias tendría que ser removido, las autoridades de México estuvieron de acuerdo.

No obstante, acotaron que la formalización de estas recomendaciones no incidirá en modo alguno en la calidad de la supervisión continua y estricta que sí se está dando desde la CNBV a las entidades financieras .

Según la referencia, las autoridades locales compartieron el punto de que se mejoren algunas facultades de la CNBV en asuntos como la capacidad de tomar decisiones discrecionales para imponer multas y publicar información sobre los procedimientos judiciales.

Sin embargo, advirtieron que algunas de estas facultades no podrían ser fácilmente incluidas en la regulación debido al marco jurídico mexicano, sobre todo el que respecta a los procedimientos judiciales, cuyos lineamientos están incluidos en el Código Civil. Además, enfatizaron que en México existe una serie de recursos judiciales que suelen prolongar el ejercicio de algunas ejecuciones, como son los amparos.

CON DINERO Y SIN DINERO

Acerca de las recomendaciones para mejorar el salario que ofrecen a los directivos de la CNBV como una forma de garantizar la atracción de funcionarios de alta calidad, las autoridades mexicanas respondieron que la oferta salarial no ha sido una limitante para garantizar la permanencia de funcionarios de alta preparación y probada experiencia.

No obstante, acotaron que existe una fuerte restricción administrativa para elevar los salarios de altos funcionarios en la CNBV que llevan congelados varios años.

BASILEA III, PARA EL AÑO PRÓXIMO

En cuanto a la adopción total de la regulación de Basilea III, las autoridades coincidieron en que uno de los retos principales que ha enfrentado la CNBV es la aplicación plena y completa de Pilar II, que incluye las medidas macroprudenciales.

Por ello las autoridades se comprometieron a incluirlas en la agenda del año próximo.

Según la referencia, las autoridades defendieron los progresos que sí se han realizado en México para adoptar las medidas de Pilar I, que el país ha sido uno de los primeros en adoptar.

Estas medidas corresponden a las políticas microprudenciales que contemplan a la calidad de capitalización de los bancos y entidades financieras, aspectos en los que la banca mexicana tiene ya varios meses trabajando.

ACUMULACIÓN DE RESERVAS GENERA DEPENDENCIA

BANXICO ES VULNERABLE AL TIPO DE CAMBIO, ADVIERTEN

La gestión financiera del Banco de México (Banxico) está expuesta a la trayectoria del tipo de cambio y el diferencial de las tasas de interés externas y las locales, lo que genera un factor de riesgo para la institución, alertaron el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

La Ley del Banco de México no contempla la eventualidad de que la institución incurra en pérdidas generadas por esta exposición al tipo de cambio y variables externas de orden financiero, lo que limita la posibilidad de identificar de forma temprana estos riesgos, aclararon.

La gestión de la creciente acumulación de reservas internacionales genera una mayor dependencia de la trayectoria del tipo de cambio y del diferencial de tasas de interés. No existen disposiciones en la Ley del Banco de México relacionadas con las pérdidas en las que podrían incurrir la tesorería federal o el mismo banco central, lo que limita la posibilidad de hacer una identificación temprana de riesgos y acota la posibilidad de remediarlos , observaron.

Al interior del reporte quinquenal Programa de Evaluación del Sector Financiero de México , expertos de ambos organismos recomendaron al Banco de México asegurarse de dar un seguimiento a su balance para identificar los problemas potenciales vinculados con el tipo de cambio y las tasas de interés.

Con ello, podrá garantizarse un espacio suficiente para aplicar medidas correctivas de manera preventiva.

IPAB, RIESGO INTRÍNSECO

En el capítulo dedicado a la gestión de la liquidez en el sistema financiero y la seguridad, los especialistas del FMI y del Banco Mundial consideran que la gestión de los títulos que emite el Instituto para la Protección de Ahorro Bancario (IPAB) son una fuente adicional de riesgo para la salud financiera del banco central.

Una vez que el gobierno federal asuma formalmente la deuda del IPAB como hemos recomendado, se reducirá a la mitad la tensión a la que está expuesto el Banco de México por el impacto de la trayectoria del tipo de cambio , refirieron.

La gestión de los títulos emitidos en moneda extranjera por el IPAB es también responsabilidad de Banxico, según el análisis de los expertos, y al transferir la deuda del Instituto al gobierno federal se limita la exposición financiera del banco central.

EVALUACIÓN DEL FMI

LA POLÍTICA MACROPRUDENCIAL AÚN NO ESTÁ LISTA PARA BASILEA III

México no está listo para adoptar las medidas clave de Basilea III para este año que garantizarían la identificación completa de riesgos en el sector financiero, alertaron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Aun cuando las autoridades mexicanas se han declarado capaces para aplicar desde el 2012 las disposiciones sobre exigencia de capital de la regulación de Basilea III, ésta es sólo una parte de los estándares mínimos que limitarán el riesgo sistémico de una nueva crisis financiera internacional, observaron.

Los expertos precisaron que sólo están listas las medidas relacionadas con la supervisión microprudencial, que se centra en la solidez financiera de cada entidad.

En tanto, advirtieron, los estándares para la política macroprudencial de Basilea III, que están dirigidos a limitar el riesgo del sistema financiero en su conjunto, aún no están programados para ser introducidos.

Al no haber planes para introducir las medidas macroprudenciales queda limitada la capacidad para identificar por completo los riesgos que enfrenta el sistema financiero y el impacto total que tendrá la adopción de las medidas internacionales que ayudarán a resistir una nueva escalada de la crisis mundial .

HACE FALTA MEDIR EL IMPACTO DEL CRÉDITO A EMPRESAS Y PYMES

De acuerdo con información de Moody’s, 19% de las empresas que califican en México obtuvo una quinta parte de sus financiamientos de la banca comercial. En tanto que 10 corporativos de alto rendimiento recibieron 50% de sus créditos de los bancos privados.

El diagnóstico precisa que hacen falta elementos para medir el impacto de los préstamos a corporativos y pymes.

Los bancos foráneos concentran 75% del crédito que otorga el sector en México, según cifras de la CNBV.

Las agencias calificadoras bajaron la nota de los bancos españoles pero por cuestiones contables, aclararon.

ymorales@eleconomista.com.mx